11 de noviembre de 2019
2 de julio de 2019

Gabilondo no quiere los votos de "tránsfugas" de Cs pero abre la puerta a los que discrepen públicamente como Valls

Gabilondo no quiere los votos de "tránsfugas" de Cs pero abre la puerta a los que discrepen públicamente como Valls
El candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, se reúne con el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad.JESÚS HELLÍN - EUROPA PRESS

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha afirmado esta tarde que no quiere votos "vergonzantes ni mucho menos de tránsfugas" de Ciudadanos (Cs) para lograr su investidura como presidente de la Comunidad, aunque ha abierto la puerta a aquellos diputados que discrepen públicamente de la línea del partido naranja como hizo Manuel Valls en la constitución del Ayuntamiento de Barcelona.

Así se ha expresado Gabilondo en la rueda de prensa posterior a la reunión sobre apoyos a la investidura que ha mantenido a las 17 horas con el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, preguntado por la posibilidad abierta hoy por el portavoz de Más Madrid, Íñigo Errejón, de que tres diputados de Cs votaran a favor de la investidura del diputado socialista, renunciando a entrar en el Gobierno regional si la formación naranja si se lo pedía.

"Alguien ha hablado de Tamayazo. Yo no estoy en esas cosas, no las quiero, lo digo con claridad. Otra cosas es que haya votantes de Cs que no ven claro eso. Manuel Valls no votó a escondidas por la tarde, dijo públicamente lo que quería hacer. Si hay alguien en Madrid (de Ciudadanos) que quiera otra opción, me parecerá bien y es legítimo que la haga. No me parece lo más probable, la verdad, para qué vamos a hacer fantasías. Pero no buscamos ese tipo de apoyos a no ser que sean apoyos expresamente y públicamente manifestados. No queremos ningún apoyo vergonzante y menos de tránsfugas. No lo que pretendemos ni es nuestra estilo. No aspiro a ser presidente de cualquier manera o precio", ha recalcado.

LE PARECERÍA MAL QUE NO FUERA PROPUESTO CANDIDATO

El portavoz del PSOE en la Asamblea ha señalado que se ha propuesto al presidente de la Cámara como candidato en el Pleno de investidura de la semana que viene, tal y como hizo hace cuatro años, aunque en aquella ocasión finalmente la elegida fue Cristina Cifuentes porque contaba con más apoyo, pero ahora ha argumentado que la situación es distinta.

"No es que haga un ejercicio de arrogancia y audacia. Yo acepto la candidatura con mucho gusto y me corresponde hacer la propuesta por muchas razones. No solo porque ganamos las elecciones, no solo porque somos el grupo mayoritario, sino porque además tenemos más apoyos en este momento. Contamos con el apoyo de Más Madrid y Unidas Podemos, con el que hemos trabajado el mismo texto, un apoyo de 64 diputados. Con estos argumentos entendemos que hay una posibilidad con los estatutos y el reglamento en la mano", ha manifestado.

Concretamente, ha aludido al punto 3 del artículo 183 del reglamento de la Asamblea, que habla de una sesión de investidura sin candidato. "El sentido del artículo lo redactamos entre todos para no bloquear la Asamblea y no dejar en una situación de 'impass' la investidura y sin marco de tiempo. Y se entendió que se podía hacer una investidura sin candidato para que a partir de entonces pudieran contar dos meses para buscar candidato", ha valorado.

En ese momento, el presidenciable socialista ha reconocido la capacidad, legitimidad y discrecionalidad para tomar una decisión. "El presidente no es solo es una persona, es una institución. Si fuera solo un notario que levantara acta no hacía falta tener un presidente. Tiene discrecionalidad para interpretar un estatuto. ¿Puede o no ahora proponer? Yo creo que sí puede proponer porque hay elementos tanto en el número de votantes y apoyo de otros grupos para poder ir a una sesión de investidura", ha apuntado.

Además, ha señalado que a pesar de contar con 64 apoyos, tres menos que la mayoría absoluta, durante la sesión de investidura puede convencer a otros. "La sesión de investidura no es una mera teatralización, sino un lugar en el que se exponen los programas, se delibera y se vota. En una sesión parlamentaria no es imprescindible los apoyos antes de ir y puedes convencer a los otros. ¿Y si ocurriera que allí hay efectivamente debate, defensa de unos argumentos y efectivamente una deliberación y decisión?", se ha preguntado.

Por eso, Ángel Gabilondo ha pedido "respeto" a la Asamblea y al ejercicio de la democracia parlamentaria, "que no es el mero paripé, sino una acepción que haya que adoptar". "Quiero que me proponga a mí no porque sea un ser superior, sino que se dan las circunstancias para poderlo hacer", ha dicho.

Si finalmente no lo consigue y el presidente del Parlamento regional convoca un pleno sin candidato, el portavoz socialista ha asegurado que "no le gustaría y no le parecería bien". "Reconozco la legitimidad y pertinencia de lo que le parezca mejor a Trinidad. Otra cosa es lo que puedan pensar la ciudadanía y en general la sociedad, pero yo pensaré que esto forma parte de lo que es el legítimo juego parlamentario. Pero tendrán que explicarlo bien", ha apostillado.

En el caso de que proponga a la portavoz del PP, Isabel Díaz Ayuso, Ángel Gabilondo ha aseverado que Juan Trinidad lo tendrá que explicar bien sus argumentos porque sus apoyos son menores actualmente.

"No tienen 68 y no sabemos si tienen 56 (los diputados de PP y Ciudadanos), porque están en proceso de elaboración. Dicen que ya están más cerca, que vienen, pero estamos esperando si se acercan, pero nunca serán más de 56 a la hora ni el día que lleguen. Su única posibilidad de mayoría absoluta es con el concurso de Vox. Si pasa por que esté Vox, que lo digan claramente. A mi juicio no sería lo mejor para la Comunidad. ¿Hay alguna posibilidad de que tengan 68 votos si no es con esa suma? Solo será posible su investidura con el apoyo de Vox, que si algo hubiera decir sobre ellos es que son o la derecha de la derecha, como dicen algunos; o la extrema derecha o la ultraderecha, como dicen otros, pero algo de eso pasa", ha explicado.

El dirigente socialista también se ha pronunciado sobre las críticas de PP y Cs a un posible gobierno socialista. "Me sorprende la alarma que produzco. Me haré mirar a ver el peligro que tengo, eso que dicen de que hay que parar a Gabilondo y que hay que lograr que no llegue a tomar la Comunidad no vaya a ser que se produzca un descalabro. Me analizaré a fondo para ver esa amenaza", ha dicho irónicamente.

Ya en serio y como resumen el candidato regional socialista ha declarado que "la ciudadanía madrileña ha entendido que el PSOE era la propuesta más votada". "Respeto otras sumas pero veo con sorpresa que el objetivo político de algunas formaciones consiste en frenar una propuesta que en ningún caso, ni en mi programa, ni en mi persona, ni en mi partido, es extremista ni tiene voluntad de radicalización; sino que es moderada y con voluntad de transformación", ha finalizado.