20 de marzo de 2019
  • Martes, 19 de Marzo
  • 23 de diciembre de 2010

    Gallardón llama a la unidad para superar la crisis pero aprovecha su discurso para recordar que Gobierno le discrimina

    Gallardón llama a la unidad para superar la crisis pero aprovecha su discurso para recordar que Gobierno le discrimina
    EP/AYUNTAMIENTO DE MADRID

    MADRID, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha aprovechado su mensaje de Navidad para llamar a la unidad como única vía para superar la crisis económica, pero también ha aprovechado para recordar que el Gobierno central discrimina a los ayuntamientos y que la capital tendrá que seguir haciendo frente a sus responsabilidades sola.

    Así, el primer edil indica que a pesar de que éstos son "tiempos de dificultad", entre los ciudadanos "prevalece el sentimiento de que los problemas serán más sencillos si se afrontan entre todos, descartando como respuesta cualquiera que no nazca de una exigente solidaridad y un hondo sentido de la justicia".

    "La Navidad es una de las mejores ocasiones que los madrileños tenemos para reconocernos todos los años como miembros de una sociedad inquieta y solidaria. Esta actitud trasciende nuestra propia ciudad, y contribuye a forjar la imagen de ámbito abierto y tolerante con la que somos percibidos en el mundo", apunta el regidor.

    Así, tras recordar los logros de su Administración durante este año --mejora de los datos turísticos, modernización del espacio público, más equipamientos públicos...--, Gallardón considera que los madrileños no deben "descuidar lo conseguido" ni "olvidar qué lugar" le corresponde a la capital "en el mapa de la prosperidad europea".

    "Nuestro sitio se encuentra junto a las capitales más avanzadas, y nada ni nadie va a impedir que nuestra ciudad consolide su incorporación al grupo que éstas integran", añade, para reprochar poco después que "Madrid tiene que valerse por sí misma sin recibir los medios que precisa para desempeñar su función de capitalidad" y que "incluso soporta un trato desigual respecto a otras administraciones".

    A pesar de todo ello, el alcalde asegura que la ciudad seguirá "proporcionando a la sociedad los recursos que ésta requiere para volver a crecer" ya que "las oportunidades de los madrileños de hoy y de la generación próxima, pero también las del conjunto del país del que (Madrid es) motor económico, dependen de que no se den pasos atrás en este proceso que ha servido para ofrecer competitividad al tejido productivo" de la capital.

    "Madrid no se detendrá", promete el primer edil, avanzando que el próximo año, último de la legislatura, el Ejecutivo local seguirá "promoviendo condiciones para que las empresas asentadas en la ciudad puedan salir adelante y crear empleo" y que se mantendrán "los servicios sociales destinados a aquellos que más crudamente padecen la crisis" porque la ciudad "no comparte la idea de que el necesario ajuste presupuestario tenga que ser pagado por los más débiles".

    Por último, el dirigente 'popular' manda un saludo explícito a los trabajadores municipales, miembros de los Cuerpos de Seguridad, voluntarios, jóvenes y mayores, y concluye su discurso acordándose de los más de cuatro millones de parados que actualmente hay en España.

    "Ocupan un lugar especial para mí todos aquéllos que en 2010 han perdido su empleo o no han logrado encontrar uno. Quiero que sean conscientes de que la confianza que la ciudad deposita en ellos no ha cambiado. Son los mismos hombres y mujeres que han hecho grande a Madrid y espero que, con el esfuerzo y la solidaridad de todos, pronto volverán a ser, desde un puesto de trabajo, sus mayores protagonistas", explica.

    Finalmente, desea una Feliz Navidad y un Año Nuevo "propicio" a todos los ciudadanos de Madrid, de cuya "perseverancia y entereza" dice sentirse "muy orgulloso".