28 de septiembre de 2020
20 de diciembre de 2010

El Gobierno regional dice que Madrid es la región que mejor está combatiendo el déficit y el aumento de deuda pública

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno regional ha manifestado este lunes, tras conocer los datos de ejecución presupuestaria del tercer trimestre, que "Madrid es la región que mejor está combatiendo el déficit y el incremento de la deuda pública, y la que está siendo más eficiente en la contención del gasto".

Según se desprende de los datos --publicados por el Ministerio de Economía y Hacienda--, la región registró un déficit del -0,53 por ciento de su PIB, tras Navarra (0,29 por ciento) y Canarias (0,44 por ciento).

Del mismo modo, el Ejecutivo autonómico ha explicado que "el hecho de que la Comunidad de Madrid haya sido capaz de mantener su objetivo de estabilidad para 2010 en el -0,75 por ciento de su PIB, contribuye a que el conjunto de regiones pueda lograr el objetivo del -2,4 por ciento del PIB a finales de este ejercicio.

"Si Madrid hubiera presupuestado conforme al -2,4 por ciento de déficit para 2010, el objetivo conjunto hubiera sido mucho muy difícil de obtener, lo que hubiera perjudicado considerablemente el objetivo de estabilidad del Estado y su capacidad de converger a la senda de reequilibrio", ha añadido la Comunidad en un comunicado.

Además, el gabinete regional ha recordado que "Madrid es la única región que hasta la fecha ha cumplido rigurosamente con sus objetivos de estabilidad presupuestaria y no se ha visto obligada a presentar ningún plan económico-financiero de reequilibrio desde el año 2001".

El pasado 24 de noviembre, el Consejo de Política Fiscal y Financiera acordó por unanimidad proceder a la publicación trimestral de los datos de ejecución presupuestaria de las comunidades autónomas. Con esta divulgación de la situación presupuestaria, los gobiernos regionales pretendían ampliar la transparencia en el ámbito de la información económica financiera, con el propósito de dotar de confianza a los mercados respecto de su propia situación económica.