7 de agosto de 2020
25 de mayo de 2010

Gómez destaca que sin la cobertura social creada por el PSOE la situación sería insostenible y de fractura social

"El gran problema de esta crisis no es el mercado laboral español, es el sistema financiero"

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, consideró hoy que sin la cobertura social establecida en España por el gobierno socialista, la situación social con 4,5 millones de parados sería "insostenible", de "autobuses volcados, contenedores ardiendo y fractura social".

En una entrevista en Onda Madrid, Gómez, que destacó que "nada tienen que ver" las medidas tomadas por el PSOE en el Gobierno central con las que habría tomado el PP en estos momentos de crisis, dijo que los 4,5 millones de desempleados son "un auténtico drama", pero destacó que "es el momento de la historia en el que hay más cobertura social". "Sino, este país estaría con autobuses volcados, fractura social, contenedores ardiendo, sería insostenible. Un gobierno de izquierdas da cobertura para que nadie se quede en la cuneta, para que a nadie le falten sus necesidades básicas", resaltó.

Según explicó, la economía es un instrumento para actuar de acuerdo a la coyuntura económica. "Si hace un año el gobierno en España hubiera tomado medidas de no inversión pública, hoy estaríamos con crecimiento negativos importantísimos en nuestro PIB", dijo Gómez que cree que hubiese sido un error anticipar las decisiones de recorte del gasto anunciadas recientemente.

Ahora es lo adecuado "porque el momento en el que la economía ha tocado fondo, es el momento de la recuperación, eso significa que hay que detraer recursos públicos para que sean entonces los recursos privados los que ocupen los mercados españoles y la inversión española", explicó.

Sin embargo, "cuando se retrae el consumo y la inversión privada sólo hay un instrumento que es capaz de alentar el crecimiento económico --lo sabe cualquier economista de primer curso de carrera-- que es la inversión pública", manifestó Gómez.

Asimiso, el líder socialista dijo no compartir todas las percepciones expresadas por el Fondo Monetario Internacional respecto a la economía española. "Yo sólo creo que una reforma laboral tiene que salir del consenso entre representantes de los empresarios, representantes de los trabajadores y el gobierno", indicó.

En este sentido, Gómez defendió que "el gran problema de esta crisis no es el mercado laboral español, es el sistema financiero que es el que organiza una crisis que no tiene precedentes en el mundo y que se traduce en una crisis de la economía real". "!A ver si ahora van a tener la culpa los trabajadores y el mercado laboral, porque con este mismo mercado laboral quiero recordar que este país crecía al 4 por ciento hace escasamente 4 años!", destacó.

Por otra parte, puso de relieve la importancia de "una decisión histórica" como es el Ecofin de hace tres semanas porque "marca un punto de inversión" ya que "Europa tiene que tender a la unión política". "Es la mayor defensa que se ha hecho Europa a sí misma", argumentó.

"Somos el 7 por ciento de la poblacón mundial, no podemos convertirnos en la reserva anciana y blanca del mundo. Esto no es una crisis mundial, es una crisis de Europa y Estados Unidos y Europa ha tenido que defenderse de los ataques de especuladores que estaban decidiendo sobre los mercados, manipulándolos, 'llevando' al mercado, ocasionando la quiebra de particulares, poniendo en dificultades a algunos países", denunció.

Según explicó Gómez, "Europa se defendió, defendió el euro, como continente, como unión política y como unión económica y, al dotar ese fondo de reserva de 750.000 millones de euros, --que fue liderado por España, Francia, Italia, y que al final consiguieron que Alemania y el resto de países entrasen-- requería medidas de ajuste".