19 de noviembre de 2019
  • Lunes, 18 de Noviembre
  • 7 de septiembre de 2009

    El grupo sindical del CES exige a la Comunidad que vuelva al consenso con los ayuntamientos para tramitar la ley

    MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El grupo sindical del Consejo Económico y Social (CES) de la Comunidad de Madrid exigió hoy al Ejecutivo autonómico que vuelva al consenso que había alcanzado con los ayuntamientos de Madrid, Coslada y Rivas Vaciamadrid para dar solución al problema de la Cañada Real antes de tramitar la ley que prepara al respecto.

    Tras la comparecencia de responsables de los tres municipios ante el CES, el portavoz de CC.OO., Jaime Ruiz, y el secretario de Políticas Sectoriales de UGT-Madrid, Juan Luis Martínez, reconocieron a los medios que se encontraban "tristemente sorprendidos".

    "Teníamos idea de que el anteproyecto que tramita el Gobierno regional tenía un consenso básico, y cuál ha sido la sorpresa al ver que, aun existiendo ese consenso, los tres representantes municipales han denunciado el engaño que la Comunidad ha cambiado en el último momento la redacción del anteproyecto de ley, alterando en un aspecto sustantivo el acuerdo previo alcanzado entre las cinco administraciones --Comunidad, ayuntamientos de Madrid, Rivas y Coslada y Delegación del Gobierno--", indicó Martínez.

    Así, el portavoz de UGT consideró que la multidisciplinariedad de este problema, que incluye asuntos de seguridad, legalidad y sociales, hace que "el proyecto de ley, en los términos en que está redactado, no los resuelva".

    Además, manifestaron su preocupación por que, "si continúa la tramitación tal y como está redactado (el texto), el problema se convertirá en una pelea entre administraciones que una vez más pagarán entre 14.000 y 16.000 ciudadanos que están afectados por un grave problema de pobreza y exclusión social".

    "El consenso es una estrategia política inevitable en la tramitación del proyecto para que efectivamente el problema se pueda resolver. Y reclamamos a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que el diálogo y el consenso entre administraciones legitimas y democráticas sea una práctica habitual en las decisiones encaminadas a resolver problemas ciudadanos", añadió Martínez.

    Los responsables municipales pudieron comparecer hoy ante el CES gracias a una invitación cursada, precisamente, por el grupo sindical, después de la presentación por parte del director general de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid del anteproyecto de ley ante este organismo la semana pasada.

    Ahora, el CES deberá emitir un informe, preceptivo para ciertos proyectos pero no vinculante, dando sus recomendaciones sobre la mejor manera de proceder de ahora en adelante.