17 de octubre de 2019
21 de noviembre de 2009

El Hospital 12 de Octubre ha diagnosticado 1.200 cardiopatías congénitas en fetos en la última década

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Medicina Fetal del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid ha realizado en la última década más de 10.000 ecocardiografías fetales en mujeres embarazadas, lo que ha permitido diagnosticar 1.200 cardiopatías congénitas en fetos, informó el Ejecutivo autonómico.

Las enfermedades del corazón afectan a nueve de cada 1.000 nacidos vivos a término y aproximadamente la mitad de ellas se considera grave, dado que requiere cirugía en las primeras semanas de vida, fundamentalmente por su complejidad o repercusión en el funcionamiento del resto del organismo.

Son responsables del 50% de las muertes infantiles atribuibles a anomalías congénitas. De ahí que sean consideradas las anomalías congénitas graves más frecuentes.

El diagnóstico de las cardiopatías congénitas es posible gracias a la práctica de ecocardiografías fetales, técnica diagnóstica que ha tenido un enorme desarrollo en las dos últimas décadas y en la que la Unidad de Medicina Fetal del 12 de Octubre es referencia nacional, ya que futuras madres de todo el país son remitidas a este centro sanitario madrileño ante la sospecha de que el feto padezca un problema de salud de este tipo.

La utilidad de la ecocardiografía en la detección de estas patologías es indudable, en opinión del doctor Alberto Galindo, responsable de la Unidad. Según la literatura científica, existen evidencias que señalan que el pronóstico de algunas cardiopatías congénitas mejora cuando su diagnóstico se realiza prenatalmente y el parto tiene lugar en un centro altamente capacitado.

Además, las mujeres embarazadas demandan cada día más un diagnóstico prenatal precoz y preciso. Por eso, "en la mayoría de los países desarrollados se realiza de forma rutinaria una exploración ecográfica de cribado en el segundo trimestre de la gestación con el propósito de detectar malformaciones congénitas", aseguró este especialista.

El doctor Galindo subrayó que a los altos beneficios de la ecocardiografía debe añadirse la posibilidad de que "a partir del diagnóstico, se pueda tratar con éxito arritmias graves y valvulopatías severas del feto dentro del útero materno". De ahí la importancia de realizar estas técnicas diagnósticas fetales, pues es posible interferir en la evolución futura de la enfermedad mediante procedimientos intervencionistas intraútero o farmacológicos.

Las valvuloplastias, en las que el 12 de Octubre también es referencia nacional, permiten corregir mediante dilatación estrechamientos severos de las válvulas del corazón en fetos. Requieren de gran habilidad y capacitación de los profesionales que las realizan, pues el feto es anestesiado dentro del útero de la madre, mientras ésta permanece despierta.

Posteriormente, se introduce una aguja en su corazón a través de la que pasa un catéter provisto de un balón que es inflado en el lugar del estrechamiento. El procedimiento es muy complejo, ya que el corazón del feto en ese momento es menor al de una moneda de un euro.