30 de marzo de 2020
4 de febrero de 2019

IU baraja una posible lista alternativa a Más Madrid y pide que no haya una confrontación constante si ambas compiten

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El documento de propuesta de confluencia que IU Madrid ha puesto encima de la mesa en la reunión en la que han participado este mediodía junto a Más Madrid, Equo y Anticapitalistas baraja la posibilidad de que en este espacio a la izquierda del PSOE se conformen finalmente dos listas electorales distintas tanto para el Ayuntamiento de la capital como para la Presidencia regional.

"Si este proceso de debate colectivo no fuese capaz de generar un único espacio transformador para la región de Madrid, es necesario comprometerse firmemente a que no se irá a una confrontación constante entre los distintos espacios", señala el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press.

En este sentido, apuestan por "cesar el fuego cruzado" y piden que todos los actores se comprometan, en caso de competición electoral, a poner "por delante las necesidades del pueblo madrileño, apostando por una coordinación posterior a las elecciones para echar a las derechas de los gobiernos autonómicos y municipales".

El documento, con una importante parte centrada en pedir la paralización de la operación Chamartín como base de la confluencia, también reconoce que se ha perdido parte del impulso y de la ilusión popular generada tras las importantes huelgas y manifestaciones derivadas de la crisis económica y que tuvo su cénit en el 15M.

"En cierto modo, la próxima convocatoria de mayo de 2019 definirá la continuidad de ese proyecto político frente a una ola reaccionaria que, en caso de consolidarse, cerraría la crisis de representación por el lado más autoritario y regresivo", apuntan.

Ante este reto, el partido de Alberto Garzón entiende que es "absolutamente imprescindible recuperar la naturaleza fundacional" de aquellas candidaturas municipalistas de unidad popular creadas en las elecciones de 2015 y trasladarla a la región.

Por ello, IU no renuncia a una gran coalición de fuerzas de izquierdas que vayan juntas a las elecciones. "La voluntad es que todos los actores políticos aporten al mismo y, una vez alcanzados unos acuerdos mínimos, seguir construyendo consensos con todos aquellos agentes que compartan esa vocación transformadora y de derrotar a las derechas. Este documento pretende ser un punto de partida para construir en común, para ganar Madrid para la clase trabajadora y las capas populares", señalan.

PROPUESTAS METODOLÓGICAS

El documento de IU apuesta por avanzar en consensos comunes claros. "La unidad no puede ser una consigna abstracta, es preciso que determinemos en qué cuestiones coincidimos y cuales pueden generar disenso, para poder construir propuestas políticas conjuntas", defienden.

También proponen "procesos democráticos" en todo el camino. En el programa, se referencia en el espacio 'Hacer Madrid', "por haber sido concebido y desarrollado por todas las organizaciones políticas a la izquierda del PSOE" Este programa, señalan, debe tener carácter vinculante para todas las partes "y constituir un verdadero contrato para con la ciudadanía".

En cuanto a las candidaturas, quieren conformar las listas en casos de desacuerdo con primarias proporcionales. Además, para IU, las normas de construcción del espacio, el desarrollo de la campaña y el método de trabajo posterior, así como la resolución de posibles conflictos, "deben ser elaboradas conjuntamente, sin imposiciones o voluntad de preponderancia de ninguna organización política".

PROPUESTAS POLÍTICAS

El documento promueve como fórmula jurídica la coalición electoral, puesto que "permite la incorporación de una pluralidad de organizaciones y evita conflictos posteriores respecto a las marcas y a la titularidad de las mismas y permite asociar este espacio regional a los acuerdos de ámbito estatal".

También ven importante el respeto al principio de autonomía de las organizaciones participantes y que el programa y las normas de funcionamiento acordadas sean vinculantes para todas, "pero para las demás cuestiones deberá operar el debate y el consenso".

En esta línea, el documento lanzado por Izquierda Unida considera un hecho a naturalizar el que existan divergencias ante cuestiones concretas o no acordadas previamente "e incluso que estas se visibilicen de una forma responsable", ya que la pluralidad del espacio "es un valor político a cuidar".

Otro de los puntos políticos importantes es "adoptar compromisos firmes con la ciudadanía", puesto que "la coherencia del espacio político y la confianza que reciba de la ciudadanía en las elecciones municipales y autonómicas está íntimamente ligada a la firmeza de los compromisos adquiridos".

Además, el programa acordado debe tener un carácter plenamente vinculante, y los cargos públicos elegidos en dichas candidaturas deben rendir cuenta de sus acciones, suscribir un Código Ético y cumplir estrictamente los compromisos de limitación salarial. "Todo miembro electo debe poder ser revocado si incumpliese el programa, el código ético o dichos compromisos", reclaman.

EL PROGRAMA POR ENCIMA DE LOS DEBATES 'METAPOLÍTICOS'

El documento de IU reconoce que en los últimos estos espacios de izquierdas han tenido múltiples debates 'metapolíticos' y por ello ven que es primordial, "en el actual contexto socioeconómico de salida de la crisis solo para las élites y de imposición de un modelo vital, laboral y ecológico al servicio del Ibex 35", centrarse "en las necesidades del pueblo y las trabajadoras madrileñas y darles una respuesta solvente".

También abogan por un espacio feminista, transformador y ecologista y rechazan aquellas propuestas que contradicen los principios de consenso básico.

"La especulación urbanística y los que generen un beneficio exclusivo para las élites económicas son evidentemente contradictorios con esa vocación feminista, ecologista y transformadora. Se hace imprescindible el rechazo a la Operación Chamartín", concluyen.

Para leer más