8 de agosto de 2020
7 de octubre de 2009

IU dice que no pueden recortarse servicios impropios y pide a Bravo que "haga honor a su apellido" al encarar la crisis

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Ángel Pérez, defendió hoy que los denominados servicios impropios no pueden dejar de prestarse, especialmente en tiempos de crisis, por lo que reclamó al delegado de Hacienda, Juan Bravo, que "haga honor a su apellido" para encarar la situación.

"Le pedimos al señor Juan Bravo que haga honor a su apellido, que encare la crisis como se deben encarar las cosas, de frente, y que le ponga cara al valor, aunque sólo sea, políticamente, por una vez en la vida", declaró hoy Pérez.

Bravo aventuró en el último Pleno municipal un más que previsible recorte en la prestación de servicios, especialmente en los derivados de las competencias impropias, por la reducción de hasta un 20 por ciento, esto es, 3.000 millones de euros, en las aportaciones estatales a las haciendas locales.

El líder municipal de la coalición de izquierdas sostuvo hoy que lo afirmado por Bravo es una consecuencia de la crisis, a lo que hay que añadir el "incumplimiento" de todas las administraciones, empezando por la Comunidad de Madrid.

"Evidentemente si la Comunidad de Madrid no quiere impulsar el Pacto Local pues no existirá. Ese pacto lleva durmiendo el sueño de los justos en los cajones de doña Esperanza Aguirre varios años, como también lo estuvo en los cajones de Alberto Ruiz-Gallardón (cuando era presidente regional", manifestó Pérez.

Desde IU calculan, desde un punto de vista "conservador", que los gastos impropios asumidos podrían rondar los 500 millones de euros pero insisten en que "lo último" que podría hacer el Ayuntamiento de Madrid es recortar este tipo de prestaciones porque son las que van dirigidas "a los sectores de población económicamente más débiles y vulnerables ante la crisis".

"Es mejor recortar en las obras de palacio y en los proyectos faraónicos antes que dejar a la gente sin escuela infantil o a los mayores sin asistencia domiciliaria", apuntó Ángel Pérez.