20 de agosto de 2019
11 de enero de 2009

El joven que discutió con Ussía en el interior de El Balcón ofrecerá mañana su versión de los hechos

También comparecerá la representante legal de la empresa que surtía de porteros a la discoteca

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El joven que discutió con Álvaro Ussía en el interior de la discoteca clausurada El Balcón de Rosales en la madrugada del pasado 15 de noviembre, provocando la expulsión de ambos de la sala, testificará mañana ante el juez instructor para ofrecer su versión de los hechos que costaron la vida de su amigo.

El sumario del caso recoge que, "como consecuencia de la ingesta de alcohol, Álvaro bromea con Rafael L., a quien empuja, impactando con una chica rubia". Tras este incidente, que se produjo sobre las 5.30 horas, los porteros les echaron "bruscamente" de la sala.

En el exterior del local se encontraba el primo de Álvaro, a quien le mandó un SMS para que saliera para irse a casa porque vivían juntos en un chalet de Aravaca. "Vi a dos porteros sacar por la fuerza a mi primo y a Rafael", manifestó el joven al juez en su declaración del pasado 19 de diciembre. Una vez fuera, el fallecido empezó a insultar a los porteros y Rafael le recriminó que "por su culpa otra vez les habían echado de una discoteca". Además, declaró que el portero no se cayó encima por error.

Según el propio Rafael, "cuatro porteros se lanzaron contra él. Uno le hizo un barrido y lo tiró al suelo. Dos se retiraron y otros dos le patearon la cabeza". "Los porteros lanzaron a Álvaro por encima de una barandilla, lo arrastraron por las escaleras. En el suelo, le golpearon en la cabeza y le patearon todo el cuerpo", relató otro de sus amigos.

FORTESA

Por otro lado, ese mismo día comparecerá la responsable de la empresa que surtía de porteros a El Balcón de Rosales. La citación se produce con miras a una posible imputación como responsable civil subsidiario de la muerte de Ussía, situación procesal que podría compartir con Leisure Park, la concesionaria de la licencia de actividad, y el Ayuntamiento de Madrid. La responsable de Fortesa, Ana Isabel Moreno, debía haberse presentado el pasado 22 de diciembre ante el juez, pero no lo hizo al no recibir supuestamente la citación.

Fortesa tendrá que aclarar si pagaba en negro al acusado Antonio Sánchez, con el sobrenombre de 'Pitoño', quien recoció ante el instructor este extremo. En cambio, la empresa sí tenía contratados a David Sanzio y David Alonso de Aubarede, quienes permanecen, al igual que 'Pitoño', en prisión preventiva en la cárcel de Soto del Real por un delito de homicidio.

Según su página web, Fortesa tiene como objeto social la prestación de servicios personales, tales como servicios auxiliares, porteros, conserjes, azafatas, conductores, personal de información. Por tanto, ofrece servicios de colocación y suministro de personal, en vez de vigilantes de seguridad, tal y como se pensaba en un principio.

MACARENA Y RODRIGO

Por otro lado, la joven a la que se culpó de propiciar el crimen de Ussía y su ex novio, uno de los porteros del local, declararán el 20 de enero a petición de la familia del joven fallecido debido a que varios de los testigos mencionaron a Macarena y a Rodrigo durante las declaraciones policiales y judiciales prestadas en el procedimiento.

Los amigos de Ussía identificaron a Macarena como la joven que recibió un empujón por parte de Alvaro en el interior de la discoteca. Este incidente provocó que la chica avisara a su ex pareja, Rodrigo, para que interviniera la seguridad del local. De hecho, los acusados aseguraron al juez que Rodrigo fue la persona que echó a Ussía de la sala, según indicaron a Europa Press fuentes jurídicas.

En cuanto a Macarena, la joven sostiene que ella no tuvo nada que ver, puesto que Alvaro tropezó con otra chica. Su implicación en el caso la llevó a recibir más de un centenar de amenazas a través de mensajes de móvil, por llamadas telefónicas y por correo electrónico.

En un mensaje colgado en la red social Tuenti, la joven lamentó la muerte de Ussía. "No quería hablar con nadie del tema ya que estoy asustada. Se me está culpando de un crimen que no he cometido. Ese chico no es mi novio --en alusión a Rodrigo--, hace tiempo que no lo era. Es muy duro que mi nombre este involucrado en este asunto y más duro aún el papel que la prensa me ha hecho tomar", escribió.