12 de diciembre de 2019
  • Miércoles, 11 de Diciembre
  • 3 de junio de 2009

    El juez interrogará hoy a los funcionarios que tramitaron la licencia del local de la mujer de López Viejo

    MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El juez Santiago Torres, que instruye el 'caso Guateque', interrogará hoy a los funcionarios del Ayuntamiento de Madrid que tramitaron el expediente de licencia del restaurante 'La Hacienda Argentina', el local que regenta la esposa del diputado del PP Alberto López Viejo en la calle Ibiza del distrito Retiro.

    Este expediente se investiga por las irregularidades detectadas en una solicitud de licencia de obras de diciembre de 2005. El juez sospecha que Teresa Gabarra, la mujer de López Viejo, obtuvo un trato de favor en la tramitación de esta licencia, puesto que contenía una anotación con la leyenda: "urgente".

    En relación con este expediente, el juez Torres tomará mañana declaración como testigos a dos funcionarios que realizaron una inspección sanitaria en el local de Gabarra. Así, testificarán Ricardo B.A., el jefe de la Sección de control de alimentos, y Elvira M.M, la jefa del Departamento de Servicios Sanitarios del Distrito de Retiro.

    Asimismo, el juez procederá a tomar declaración a José Vicente M.E., el jefe del Departamento de Servicios Técnicos del Distrito de Retiro y, a María José Luis Pastor como jefa del Negociado de Licencias. Ambos dos acudirán al juzgado en calidad de testigos.

    El pasado lunes, un antiguo jefe de la sección de Disciplina Urbanística de Retiro y un inspector de este departamento apuntaron a Europa Press en los pasillos de los Juzgados que la infracción urbanística que se detectó en 2006 en el expediente de licencia de este restaurante se subsanó en "veinte días", procediendo al archivo de la incidencia detectada y a la concesión de la licencia solicitada.

    En febrero de 2006, Disciplina Urbanística realizó una inspección en el estableciendo, detectando unas obras que no estaban incluidas en los permisos realizados al Ayuntamiento de Madrid para acometer la reforma. El inspector informó en contra a la Junta Municipal de Retiro, que abrió un expediente por las anomalías detectadas.

    Se trataba de unas obras de acondicionamiento del local afectando a la fachada, con la construcción de una nueva entreplanta de ocho metros y modificación de escalera. Al cabo de "unos veinte días", se presentó un nuevo proyecto con planos de las obras que subsanó la infracción urbanística. Por tanto, se archivó el expediente. La licencia de obras se aprobó a los meses.

    Por otro lado, el magistrado procederá a tomar declaración en calidad de imputada a la funcionaria del Departamento de evaluación de Medio Ambiente, Esther del Olmo Rodríguez.