20 de noviembre de 2019
18 de octubre de 2019

Un juez manda a prisión a una banda albanesa por robar viviendas de futbolistas

Un juez manda a prisión a una banda albanesa por robar viviendas de futbolistas
Imagen de recurso de Álvaro MorataOSCAR J. BARROSO / AFP7 / EUROPAPRESS

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

La juez de Instrucción número 2 de Alcobendas ha acordado la prisión provisional comunicada y sin fianza de tres personas de nacionalidad albanesa integrantes de una banda organizada dedicada a robar viviendas de futbolistas.

Los acusados se han acogido a su derecho a no declarar. Los investigadores les atribuyen un total de catorce robos, de los que tres fueron a conocidos futbolistas del Real Madrid y el Atlético de Madrid. Entre los futbolistas afectados por robos desde el pasado verano se encuentran Álvaro Morata, Thomas Teye Partey, Carlos Casemiro, Isco Alarcón y Lucas Vázquez, entre otros.

La orden de prisión se decreta después de que los tres acusados hayan sido puestos a disposición judicial tras ser detenidos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Un tercer detenido, de nacionalidad española, ha quedado en libertad provisional, pero permanece imputado en la causa. Los tres arrestados, que ya han ingresado en la cárcel de Soto del Real, serán investigados por la supuesta comisión de los delitos de pertenencia a grupo criminal, participación activa en catorce robos en casa habitada, falsificación documental y atentado contra la autoridad, cometido este último en el momento de su detención, cuando se resistieron de forma violenta a los agentes.

Esta calificación penal es provisional y podría sufrir modificaciones según avance la investigación judicial. Sobre el cuarto detenido, puesto en libertad, pesa la imputación inicial de un delito de receptación.

De los catorce domicilios asaltados que figuran en las diligencias, tres de ellos pertenecen a jugadores de fútbol. Durante su comparecencia ante la autoridad judicial, los cuatro detenidos se han acogido a su derecho constitucional a no declarar. La operación judicial continúa abierta y, en consecuencia, la magistrada no ha levantado aún el secreto sobre las actuaciones.

Para leer más