24 de mayo de 2019
21 de abril de 2014

El juez Silva se enfrenta desde hoy a 40 años de inhabilitación

El juicio arranca en el TSJM, contará con una veintena de testigos, entre ellos Blesa, y con la lectura de sus e-mails relacionados con este caso

   MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -  

   El juez Elpidio José Silva se sentará en el banquillo de los acusados este lunes para responder por delitos de prevaricación, entre otros, presuntamente cometidos cuando investigó al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa, a quien envió a prisión en dos ocasiones.

   El juicio contra Silva por delitos de prevaricación, retardo malicioso en la Administración de Justicia y contra la libertad individual de Blesa se produce en un momento en el que el magistrado se plantea dar el salto a las elecciones europeas a través del Movimiento Red.

   El titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid se enfrenta a una petición fiscal de 30 años de inhabilitación para ejercer jurisdicción. Mientras que Blesa pide para él 40 años de inhabilitación y el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán que sea condenado a una pena de 24 años. Silva mantiene que una hipotética condena no le impediría ocupar su escaño como europarlamentario.

   La vista oral, que se celebrará en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y se prolongará previsiblemente hasta el próximo día 28, contará con una veintena de testigos y con la lectura de los correos electrónicos del exbanquero relacionados con esta causa.

   El tribunal estará presidido por el actual presidente de la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Madrid, Arturo Beltrán, y a él se sumarán los magistrados Eduardo Urbano, quien desempeña diariamente sus funciones en la Sección Segunda; y María Tardón, presidenta de la Sección 27 de la Audiencia de Madrid.

   El Tribunal Superior de Justicia de Madrid formó una nueva sala tras recusar a los magistrados Susana Polo y Francisco Javier Vieira al ver comprometida su imparcialidad por haber intervenido en fase de instrucción.

DECLARACIÓN DE BLESA PREVISTA PARA EL 23 DE ABRIL

   El juicio comenzará con la lectura de los escritos de acusación y las cuestiones previas planteadas por la defensa y las acusaciones. El martes será interrogado Silva y el miércoles comparecerán como testigos tres guardias civiles, Miguel Blesa, su letrado Carlos Aguilar, y dos empleados de la consultora KPMG.

   El 24 de abril, será el turno de los fiscales Yolanda Conejero y Agustín Hidalgo, de ocho funcionarios de los Juzgados de Plaza de Castilla y de los magistrados Juan Antonio Toro --instructor de la querella contra Silva-- y de José Luis González Armengol, decano de los Juzgados de Madrid.

   Al día siguiente declarará el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernard, y los abogados del sindicato que han actuado en la causa, Luis Pineda y Almudena Velázquez. El 28 de abril, el juicio tiene previsto concluir con la fase documental y las conclusiones definitivas de las partes.

ACUSACIÓN DE LA FISCALÍA

   La Fiscalía mantiene en su escrito de acusación que Silva dictó resoluciones "frontalmente contrarias a Derecho", arbitrarias y carentes "por completo" de motivación durante su instrucción sobre el crédito de 26,6 millones de euros al exjefe de la patronal Gerardo Díaz Ferrán y la compra del City National Bank de Florida por parte de Caja Madrid.

   Según el Ministerio Público, cercenó "de manera sistemática" el derecho de defensa de los recurrentes al no resolver oportunamente sus recursos y "despertó en el momento propicio" la causa contra Blesa por el banco de Florida. Todo ello tras "diseñar una estrategia de ampliación durmiente" de la denuncia de Manos Limpias, que no estaba personada y cuyo escrito debía ser enviado a reparto.