Juzgan a una banda que estafaba a ciudadanos que residían en el extranjero con falsas herencias

8 de noviembre de 2018

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid juzgará este jueves a doce acusados de integrar una banda que se dedicaba a estafar a ciudadanos que residían en el extranjero con falsas herencias como consecuencia del fallecimiento de un heredero residente en España o Portugal.

El representante del Ministerio Público les atribuye un delito de asociación ilícita, un delito continuado de estafa, un delito continuado de falsedad en documentos mercantiles y un delito de tenencia ilícita de armas. Solicita para cada uno de ellos una pena que oscila entre los doce y los nueve años de prisión, según su grado de participación en los hechos.

La Fiscalía explica en su informe la manera en que los procesados establecieron un entramado, que funcionó al menos hasta junio de 2011, principalmente en Madrid, aunque también en Lisboa, Barcelona, Alcorcón (Madrid) y otras localidades para obtener una ganancia económica de carácter y naturaleza ilícita.

Así, a través de dicho entramado, en el que cada uno de los procesados tenía una función y finalidad concreta, convencían a ciudadanos que residían en países extranjeros de que habían heredado una importante suma de dinero como consecuencia del fallecimiento de un heredero residente en España o Portugal.

Para ganarse la confianza de las víctimas y dotar de credibilidad la existencia de la citada herencia, los acusados les enviaban correspondencia de instituciones o profesionales reputados, como notarios, encabezadas con sus respectivas direcciones, coincidiendo los apellidos de las víctimas con la de los fallecidos, quienes, al no residir en España, ignoraban si las mismas eran verdaderas o falsas.

Además, facilitaban un número de teléfono para contactar con la persona encargada de gestionar el cobro de la supuesta herencia. Una vez que las víctimas contactaban con el teléfono facilitado, los acusados les informaban que para el cobro de la herencia era necesario el previo pago de impuestos.

Y una vez satisfecho los primeros pagos, los acusados les volvían a pedir más dinero, bajo diferentes pretextos, remitiéndoles documentación que justificaban otros reembolsos económicos, como, por ejemplo, facturas por parte de la Comisión Europea, el importe de un certificado antiterrorista, de blanqueo de capitales y otra documentación fraudulenta. El operativo continuaba hasta que las víctimas se apercibían de que eran víctimas de una estafa.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en funciones de Policía Judicial, intervinieron a uno de los procesados, en concreto a Dlenirn Alexander L. S., una pistola semiautomática en perfecto estado de funcionamiento con sus correspondientes municiones.

Contador

Últimas noticias