20 de octubre de 2020
28 de septiembre de 2020

Madrid insiste en que la recomendación de Illa "requiere justificación técnica" y dice que no ha hablado de intervención

Madrid insiste en que la recomendación de Illa "requiere justificación técnica" y dice que no ha hablado de intervención
Comparecencia en rueda de prensa de Enrique Ruiz Escudero - COMUNIDAD DE MADRID

Escudero afirma que la Comunidad no contempla la intervención y que Illa "no ha marcado ningún tipo de plazo"

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha insistido este lunes tras reunirse con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en que la recomendación de extender las restricciones a todas las zonas con incidencia acumulada de 500 casos por 100.000 habitantes "requiere justificación técnica", y ha aclarado que no se ha hablado de una posible intervención.

"No contemplamos que se pueda producir esa situación", ha asegurado Escudero a preguntas de los medios sobre una posible intervención por parte del Gobierno central en rueda de prensa telemática desde la Real Casa de Correos.

Según ha afirmado, "Madrid no tiene ninguno de los criterios para esa intervención", que, no obstante, "no se ha planteado en ningún momento".

"Esa vía de la imposición sería muy difícil de entender para muchos madrileños", ha agregado, al tiempo que ha expresado que espera que el Gobierno "no tenga ni siquiera la tentación de poder pensarlo".

Por otro lado, ha asegurado que el ministro "no ha marcado ningún tipo de plazo", y que han acordado "continuar hablando y profundizando en decisiones que sean técnicas y que sean basadas en datos que permitan tomar la decisión que sea más acertada".

Escudero ha defendido las medidas de la Comunidad de Madrid "con el aval" de la "monitorización diaria de los datos" epidemiológicos y asistenciales, y ha rechazado "imposiciones".

Asimismo, ha insistido en que utilizar el criterio de incidencia acumulada durante 14 días de 500 casos por 100.000 habitantes "requiere justificación técnica".

Escudero ha detallado que en la reunión con Illa también han estado presentes la Secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, y que se ha celebrado a petición de la Comunidad de Madrid en el día de ayer.

Asimismo, ha relatado que "cada una de las partes ha expuesto su punto de vista acerca de la situación" y que él ha transmitido al ministro que "la Comunidad de Madrid es la primera preocupada por la salud de los madrileños", y que no ha dejado de preocuparse "en ningún momento desde el inicio de esta pandemia entre otras cosas porque principalmente es la que tiene la competencia asistencial y vive el día a día de esta pandemia de manera muy intensa".

"NUNCA HEMOS PLANTEADO ESTA SITUACIÓN COMO UNA BATALLA IDEOLÓGICA"

"También he defendido que la Comunidad de Madrid nunca ha planteado esta situación como una batalla ideológica, como señala el ministro Illa", ha agregado.

Según Escudero, la Consejería de Sanidad siempre ha sostenido que "esta pandemia se mide por la respuesta asistencial que se le pueda dar, no solo por el número de contagios, como está haciendo el propio Ministerio de Sanidad".

A su juicio, "Madrid tiene la mayor incidencia de España por ser la región con más densidad de población, por ser el nudo de comunicaciones de toda España y también con un movimiento de ciudadanos de toda España que viene".

Tras recalcar que la Consejería de Sanidad "monitoriza a diario tanto la situación epidemiológica como la situación asistencia, sobre todo en referencia a los hospitales", ha hecho alusión a los datos difundidos este lunes por su Departamento, según los cuales se ha reducido un 66 por ciento el crecimiento del total de ingresados por Covid-19 en los hospitales madrileños, pasando de 591 en la semana del 14 al 20 de septiembre a los 264 en la semana pasada.

"Además es la primera semana desde el mes de julio que desciende el número de nuevos ingresos en hospitalización con respecto a la semana anterior", ha agregado, para precisar que la semana del 14 al 20 septiembre hubo 2.624 nuevos ingresos y la semana pasada 2.594.

Igualmente, ha indicado que con respecto a las camas de UCI, "también se aprecia una reducción en el crecimiento de pacientes ingresados", con un descenso total de un 11 por ciento la semana pasada respecto a la anterior.

Asimismo, ha subrayado que si se comparan los dos últimos fines de semana (de viernes a domingo), ha descendido el número de ingresos, de los 1.077 en el fin de semana del 18 al 20 septiembre a los 985 del fin de semana entre el 25 y el 27 de septiembre, lo que equivale a un descenso del 8,6 por ciento.

MAYOR CAPACIDAD DIAGNÓSTICA

Así las cosas, ha hecho hincapié en que "no solo hay que realizar una valoración desde el punto de vista epidemiológico", al tiempo que ha apuntado que el número de casos está vinculado a la capacidad asistencia, "que Madrid ha aumentado considerablemente desde el inicio de la pandemia al día de hoy, casi multiplicando por 10 su capacidad diagnóstica y que aumentará más a raíz de empezar a utilizar los test de antígenos".

Por lo tanto, ha recalcado la necesidad de atender a la parte asistencial, y ha defendido la decisión de utilizar la zona básica de salud como "principal elemento de monitorización de la actividad sanitaria", donde se cruzan los datos epidemiológicos con los asistenciales.

En cuanto a las restricciones en las zonas con alta incidencia acumulada, determinadas por más de 1.000 casos por 100.000 habitantes, con tendencia creciente y que sean zonas contiguas, ha asegurado que van en beneficio "primero de esas zonas", que, a su juicio, son las que hay que proteger especialmente, "y luego del resto de los madrileños".

PROPUESTA DEL MINISTERIO

"Por la Comunidad de Madrid que no quede que sigamos avanzando en tratar de mejorar y que los madrileños consigamos entre todos vencer al coronavirus", ha apostillado Escudero, quien ha vuelto a pedir al Ministerio que aclare por qué el umbral en los 500 casos por 100.000 habitantes y por qué solo para la Comunidad de Madrid.

Escudero ha apuntado que "criterios como preocupación, situación especial no son criterios que sean constatables, sino que tienen que ser criterios basados en los datos tanto a nivel epidemiológico como a nivel asistencial".

A su juicio, la Comunidad ha dado la justificación de por qué establece el umbral para aplicar las restricciones en los 1.000 casos por 100.000 habitantes, "valorando concentración de personas, movilidad, la tendencia", entre otros criterios.

Por otro lado, ha aclarado que la propuesta del Ministerio incluye cuatro puntos, relativos a limitar la movilidad en toda la Comunidad, la supresión de la actividad en barra, disminución al 50 por ciento del aforo de las terrazas y aumentar la restricción de zonas básicas, y que "no ha habido ningún tipo de imposición en cuanto a fechas".

"HEMOS QUEDADO EN CONTINUAR PROFUNDIZANDO"

"Sí que hemos quedado en continuar profundizando de una manera más técnica en el porqué y en la necesidad de estas decisiones que hay que aplicar en toda la Comunidad de Madrid", ha agregado, para destacar que no ha habido "ningún tipo de imposición" y que el Gobierno regional no puede "aceptar ningún tipo de imposición".

Escudero ha manifestado la disposición del Gobierno de la Comunidad de Madrid a "colaborar" y a "escuchar", por si "esas justificaciones técnicas coincidiesen o de alguna manera pudiesen trabajarse de manera conjunta con las que ofrece la Comunidad de Madrid".

En ese sentido, ha reiterado que dentro del "espacio de colaboración, no de imposición", la Comunidad siempre estará en la línea de "poder trabajar, de seguir avanzando, pero también, por supuesto, contando con los criterios de la Comunidad de Madrid".

En la misma línea, ha asegurado que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ya manifestó que la Comunidad está "dispuesta a recibir ayuda, pero siempre y cuando también se aceptasen las condiciones que planteaba Madrid con respecto a esa ayuda".

A la pregunta de cuál es el umbral de la Comunidad de Madrid relacionado con la presión asistencial, Escudero ha asegurado que la región no tiene dificultades en cuanto a hospitalización y camas de UCI y ha puesto en valor la "capacidad de elasticidad" y la "capacidad de respuesta" de la sanidad madrileña.

Contador

Lo más leído en Madrid