5 de junio de 2020
3 de abril de 2020

Más de un centenar de empleados de Metro de Madrid tienen Covid-19 y 418 están en observación

Más de un centenar de empleados de Metro de Madrid tienen Covid-19 y 418 están en observación
Un vagón de Metro de Madrid totalmente vacío durante la tercera semana de confinamiento por coronavirus. - JESÚS HELLÍN - EUROPA PRESS

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un total de 102 trabajadores de Metro de Madrid han resultado contagiados de coronavirus, incluidos los tres empleados ya fallecidos, y un total de 418 están en observación por presunto contacto directo con los infectados.

Un portavoz de Metro de Madrid ha señalado a Europa Press que el porcentaje de positivos, en una plantilla que cuenta con más de 7.000 empleados, representa un 1,45 por ciento del personal del suburbano.

Además, alrededor de unos 400 empleados, que son "especialmente sensibles" por otro tipo de patologías que padecen, se encuentran en aislamiento o con baja laboral de la Seguridad Social. A este número se suman los trabajadores de Metro mayores de 60 años (también alrededor de 400), conforme a lo establecido por las autoridades sanitarias.

De todo ello, han remarcado, Metro de Madrid "da cuenta" a los sindicatos, quienes están siendo "informados continuamente" tanto del estado de salud de los empleados como de las diferentes medidas que Metro lleva a cabo siguiendo los protocolos de las autoridades sanitarias para preservar la seguridad de empleados y viajeros.

SINDICATOS PIDEN MÁS MEDIDAS DE PROTECCIÓN

Por su parte, la sección sindical de CCOO Madrid ha detallado que sumando contagiados, casos sospechosos y empleados ausentes por ser colectivo de riesgo, hay 1.408 empleados afectados por la crisis del coronavirus. Ello supone casi un 20 por ciento de la plantilla.

En un comunicado, el sindicato recalca que los empleados de Metro siguen "al pie del cañón" a pesar de la pandemia trabajando "presencialmente" en instalaciones y depósitos para prestar este servicio "esencial".

"Estos compañeros cada día que vienen a su puesto de trabajo sienten una gran preocupación al volver a sus casas, temiendo que esto pueda afectar a sus familiares que conviven en el mismo domicilio", ha lanzado CCOO para agregar que algunos solicitan también la realización de controles en algunos de los desplazamientos que se están realizando estos días.

Por ello, vuelven a insistir a la dirección de que se intente que acudan al puesto de trabajo el menor número de empleados posibles pero critica que las medidas adoptadas se despliegan "sin contar" con los representantes de la plantilla.

A su vez, ahonda en que la principal "inquietud" es la "falta de elementos de protección", como son guantes, mascarillas y geles desinfectantes, sobre todo en los puestos donde se atiende al usuario. Además, ha propuesto reducción de tablas de trenes actuales, jornadas de 6 horas de duración para personal de estaciones y dotar de EPIs homologados a la plantilla.

Por su parte, el Sindicato Solidaridad Obrera ha acusado a Metro de no afrontar "el grave problema de salud pública existente" al no tomar "medidas contundentes y efectivas" que reduzcan la exposición de los trabajadores al coronavirus.

"Siguen cometiendo infinidad de deficiencias, sobretodo para proteger a los trabajadores y trabajadoras, dando prioridad a pasear trenes vacíos, a que los jefes y jefas de sector permanezcan en estaciones fantasmas o teniendo a los trabajadores de los mantenimientos haciendo trabajos no esenciales ni para la circulación de trenes ni para la seguridad de la personas.

Además, sostiene que la compañía articula una tabla de trenes que son superiores a los servicios mínimos decretados en la última huelga general, algo que esta organización sindical tilda de "vergonzoso", unido a la falta de equipos de protección. A su juicio, Metro y la Consejería de Transportes están dando un "bochornoso espectáculo".

METRO: SE DA TODO EL MATERIAL PAUTADO POR LAS AUTORIDADES SANITARIAS

En cuanto a la dotación de material para protección de los trabajadores, Metro de Madrid ha asegurado que les está otorgando los medios que establecen las autoridades sanitarias.

Recuerdan que, partir de este sábado, Metro de Madrid clausurará un total de 44 vestíbulos y 183 accesos de su red para minimizar riesgos entre sus empleados frente al coronavirus, que ya no tendrán que trabajar en estos espacios. Esta medida permite, también, optimizar recursos y adaptarlos a la nueva situación en tareas de limpieza, vigilancia o mantenimiento, entre otras.

Además, ha adelantado el horario de cierre de su red de forma que el último servicio sale a las 24.00 horas frente a la 1.30 horas como es habitual.

Por otro lado, Metro continúa adaptando la oferta de transporte público en la región a la caída en el número de viajeros derivada de las medidas aprobadas por el Gobierno regional y el resto de administraciones, de manera que la oferta de servicio en los días laborables se sitúa a nivel similar a la existente los fines de semana.

También ha procedido a reducir el personal que trabaja en la red. De esta manera, en las estaciones solo hay una persona trabajando (un supervisor comercial), además de los maquinistas.

A su vez, el suburbano ha remarcado que está favoreciendo el teletrabajo para minimizar el riesgo de contagio de coronavirus y una mayor flexibilidad horaria para la conciliación laboral y familiar en el caso de los empleados con responsabilidad sobre el cuidado directo de menores de 12 años, de personas con discapacidad o de familiares hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad que por razón de edad o enfermedad no puedan valerse por sí mismos.

También, desde el pasado domingo 8 de marzo Metro de Madrid está aplicando medidas especiales de limpieza y desinfección en trenes e instalaciones.

Además, se ha puesto en marcha el sistema de apertura automática de puertas en todos los modelos de trenes en los que es posible (64% del total) para que los usuarios no tengan que tocar el dispositivo de apertura para acceder al tren. Por otro lado, en todas las estaciones de Metro se está manteniendo siempre una puerta abierta para el acceso y otra para la salida, evitando también que los usuarios tengan que tocar las puertas para entrar o salir de las estaciones.

Para leer más