16 de enero de 2021
26 de junio de 2018

Más de la mitad de parados en la Comunidad no está protegida por algún tipo de prestación, según CCOO

Más de la mitad de parados en la Comunidad no está protegida por algún tipo de prestación, según CCOO
TWITTER DE CCOO DE MADRID

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Más de la mitad de las personas paradas en la Comunidad de Madrid no están protegidas por algún tipo de prestación y tiene una cobertura menor que en 2007, según el informe 'La protección por desempleo' que ha presentado este martes CCOO de Madrid.

El informe estudia la evolución de la protección por desempleo en los últimos diez años desde el comienzo de la crisis en 2007 analizando los datos de paro registrado y prestaciones por desempleo del Servicio Público de Empleo (SEPE).

El informe refleja que a pesar del aumento del empleo asalariado y el descenso del paro entre el año 2012 y finales de 2017, no se ha compensado el desempleo provocado por la crisis. Una situación que ha provocado que a día de hoy en la Comunidad de Madrid cerca de 200.000 personas desempleadas y demandantes de empleo en el SEPE no cobren ningún tipo de prestación, una cifra que asciende hasta casi los 300.000 sí se toma como referencia el paro de la EPA.

Según se desprende del informe, más de la mitad de las personas desempleadas siguen sin estar protegidas por algún tipo de prestación (contributiva, subsidio, Renta Activa de Inserción o el Programa de Activación para el Empleo) y tienen una cobertura menos que en 2007. En concreto, mientras que en 2007 eran excluidas de la protección 75.079 personas desempleadas, en 2017 la cifra asciende a 198.535 personas (54%).

En cuanto a la tasa de cobertura del sistema de protección (cociente entre beneficiarios y personas con derecho a prestaciones), en 2017 era del 49,4 por ciento, lo que supone una bajada de 22 puntos respecto a 2008 y de 9 puntos respecto a 2013. De esta forma, Madrid queda reflejada como una de las comunidades con menos protección por desempleo.

Asimismo, la tasa de cobertura ha ido cayendo porque la diferencia entre las personas desempleadas con derecho a prestación y el paro ha ido aumentando. Así, a día de hoy hay 132.626 personas beneficiarias menos que en el año 2012.

Según se detalla, los factores de esta caída son la larga duración de la crisis, las contrataciones precarias que no dan derecho a las prestaciones por desempleo, los salarios bajos, el debilitamiento de los mecanismos de protección social y las modificaciones legislativas del año 2012.

Durante la presentación del informe, la secretaria de empleo de CCOO de Madrid, Eva Pérez, ha señalado que "no es cierto" el discurso de que se ha recuperado la situación previa a la crisis, así como que la recuperación del paro en los últimos años es "mucho más suave, lenta y con síntomas de agotamiento".

Por su parte, el secretario general de CCOO de Madrid, Jaime Cedrún, ha dicho que los datos recogidos por el informe "chocan con la realidad de la evolución económica de la Comunidad de Madrid", que "no se está trasladando a la inversión y creación de empleo".

Además, Cedrún ha criticado en declaraciones a Europa Press las reformas "verdaderamente agresivas" para las prestaciones de los desempleados llevadas a cabo en este periodo y la "desvergüenza" de que el Estado "esté ahorrando" con estas personas.

PRESTACIONES DE "PEOR CALIDAD"

Respecto al peso de las prestaciones, el informe recoge que también empeora la calidad porque cada vez tienen menos peso las prestaciones contributivas y ganan presencia las asistenciales de 426 euros (subsidio, RAI, PAE).

En 2008, más de 192.000 personas recibían una prestación contributiva y en 2017 la cifra es cercana a las 98.000. En contrapartida, en 2008 las prestaciones asistenciales las recibieron más de 33.000 personas y en 2017 la recibieron más de 73.000 personas.

Este cambio de personas beneficiarias de prestaciones (menos prestaciones contributivas y más asistenciales) unida a una reducción de la cuantía de la prestación contributiva han ayudado a la reducción del gasto medio por persona beneficiaria. Desde 2012, la prestación contributiva media se ha reducido en 47,5 euros al mes.

También se reduce el gasto por desempleo (nóminas de personas sin empleo que cobran contributiva o subsidio más costes de seguridad social). Así, en 2008 el gasto medio por persona beneficiaria era de 1.129 euros al mes y al finalizar 2017 la cuantía era de 1.014 euros, un 10,2 por ciento menos.

Por otra parte, el informe critica que el recorte en el gasto de prestaciones por desempleo en reformas como el Real Decreto-Ley 20/2012 y la penalización de subsidios está provocando el deterioro en la protección al desempleo. En concreto, detalla que desde 2013 el gasto anual en prestaciones se ha ido reduciendo hasta acumular 1.761,6 millones de euros.

AUMENTA LA BRECHA DE LAS MUJERES

Otra de los epígrafes del informe refleja que las mujeres son las que encuentran mayores dificultades para permanecer en el mundo laboral y las que más tiempo permanecen en paro. En 2012, las cifras de desempleo entre hombres y mujeres eran semejantes (270.000 personas en la región), pero a partir de ese año y hasta 2017 el paro en hombres ha descendido hasta las 159.217 personas mientras que el de las mujeres lo ha hecho hasta las 210.749 personas.

Las diferencias también se encuentran en la tasa de cobertura por desempleo. Así, desde 2013, las mujeres madrileñas mantienen una diferencia de más de nueve puntos menos respecto a los hombres (45,4% frente a 54,7%) que se debe, según el informe, a la mayor discriminación en el empleo, más tiempo en paro, salarios más bajos y contratos más precarios.

Para leer más