15 de octubre de 2019
30 de agosto de 2009

Un medidor de glucosa, unos platillos de orquesta y una manguera, entre los objetos olvidados en el transporte público

MADRID, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un medidor de glucosa, unos platillos de orquesta y una manguera son algunos de los objetos que los madrileños se olvidaron el pasado mes de julio en los diferentes medios de transporte público de la capital, según informa el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid (BOAM) y recoge Europa Press.

Llaves, carteras y monederos, gafas, bolsas de plástico y propaganda, maletas y bolsas de viaje, bolsos, mochilas, móviles y cargadores, agendas, bisutería, relojes, ropa y complementos, carpetas y portafolios o cámaras de fotos se cuentan entre las cosas que habitualmente pueden quedar olvidadas en cualquier parte.

Sin embargo, no es tan habitual dejar atrás otras objetos como un medidor de glucosa, documentación médica, un edredón, pósters, una bicicleta, carros de la compra, un cochecito de bebé, una caja de herramientas, unos platillos de orquesta, juguetes infantiles, una manguera o un trípode, si bien sí han sido hallados en la capital.

Dichos objetos se encuentran depositados en la Oficina de Objetos Perdidos, situada en el Paseo del Molino, 7 y 9, y pueden ser entregados a quienes acrediten ser sus dueños, en horario de 9 a 14 horas de lunes a viernes.

Los objetos han sido encontrados en taxis, autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), Metro, trenes de Renfe, instalaciones de AENA, oficinas de Correos y la vía pública.