26 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • 28 de julio de 2010

    El Mercado de Puerta de Toledo acoge una muestra de fotografía que refleja los riesgos de los peatones en la vía pública

    Sólo en Madrid, en 2009 se produjeron 27 muertos por atropello

    MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La sala de exposiciones del Mercado de Puerta de Toledo en Madrid acoge, hasta el 1 de agosto, una muestra de fotografías sobre diversas situaciones de riesgo en las que se han visto implicados peatones, en una iniciativa organizada por la Fundación Pons y Stop Accidentes.

    Peatones que cruzan semáforos en rojo mientras hablan por el teléfono móvil o que transportan carritos por el medio de la calzada sin mirar si vienen coches son algunas de las imprudencias que se muestran en las instantáneas, las cuales han sido hechas en Madrid y tomadas por ciudadanos.

    La muestra nace como resultado de un concurso de fotografía organizado por Stop Accidentes, con la intención de concienciar a los peatones de la importancia de respetar las normas de tráfico aunque no se vaya conduciendo. Otro de sus objetivos es hacer visibles las conductas inadecuadas que la mayoría de los paseantes realizan, así como las infraestructuras poco seguras para los viandantes o escasamente señalizadas.

    Desde la Fundación Pons, quieren que la muestra sea itinerante y que el concurso para seleccionar las fotografías se celebre cada año. Por otro lado, y en paralelo a la exposición, la Policía Municipal ha habilitado un mini-circuito para bicicletas a las puertas del Mercado de Puerta de Toledo, donde los más pequeños pueden poner en práctica sus conocimientos sobre seguridad vial.

    Sólo en la ciudad de Madrid, en el año 2009 se produjeron 27 muertos por atropello, de los que 18 eran personas mayores de 65 años. Además, uno de cada tres heridos en accidente de tráfico es un peatón y, en el conjunto de España, fallecen unos 1.000 viandantes al año, según estadísticas proporcionadas por Stop Accidentes. Igualmente, el peatón es responsable en siete de cada diez atropellos, de ahí que se pongan en marcha iniciativas como esta exposición.

    El portavoz de Seguridad Vial de la Policía Local de Madrid, José María Osa, ha manifestado que "la policía de Madrid está muy concienciada con la labor de promover la seguridad vial". Por ello, "se hace todo lo posible por llegar a los diversos colectivos de riesgo, especialmente los mayores". En este sentido, Osa ha explicado que "se están llevando a cabo labores en los centros de día de la Comunidad de Madrid para educar en seguridad vial a los ancianos, de manera que ellos mismos sean sus propios monitores y se enseñen entre ellos", debido a que "es más difícil tratar directamente con ellos que con otros colectivos".

    Para Osa, "prácticamente todos los accidentes, casi el 98 por ciento, se pueden evitar" y eso es lo que, desde la policía municipal y las diversas campañas, se quiere transmitir a los ciudadanos.

    TODOS RESPONSABLES

    Por su parte, la vicepresidenta de Stop Accidentes, Ana Galán, ha hecho hincapié en que "en los siniestros son responsables tanto conductores como peatones" y ha insistido en que "no se puede criminalizar a un colectivo o a otro". Sobre este asunto, a ella le consta que "la DGT este año va a tener a los peatones como uno de sus ejes principales", lo que ha celebrado ya que "se debe impartir más educación vial a los ciudadanos" y "no sólo cuando son pequeños, sino en todas las etapas de la vida".

    Galán ha hecho varias solicitudes, como que "se extiendan el número de calzadas con velocidad limitada a 30 kilómetros por hora", o que se "incrementen los refugios centrales en las calzadas para que los peatones crucen con mayor facilidad y seguridad". Y es que, según ella, "hay que bajar la velocidad en las calles, porque ésta mata y está implicada en la mayoría de los accidentes".

    Así, ha hecho la petición a los medios de que "reflejen la tragedia que suponen los accidentes de tráfico y dejen de tratar a las víctimas como meros datos". "Los medios deben investigar, hablar con las familias y transmitir así a los ciudades las trágicas consecuencias que traen consigo los siniestros".

    Por otro lado, la directora general de la Fundación Pons, María Jesús Magro, cree que "fijarse en las malas conductas que nosotros mismos cometemos o las que cometen otros es una buena forma de reflexionar y así evitar realizarlas". Por ello, ha recalcado que "en verano no hay que relajarse a la hora de andar por las calles, aunque las ciudades estén más vacías". También ha defendido la muestra como "una buena forma de concienciar, ya que con las fotos es más fácil reflejar lo que se quiere transmitir".

    Por último, Carlos Guerrero, quien sufrió a los 9 años un accidente de tráfico que le dejó un tiempo en coma, ha destacado que "lo más importante es la concienciación de cada uno, ya que cuando se va en coche, no está sólo en riesgo la vida del conductor, sino también la de los otros usuarios de la carretera".

    Para leer más