25 de agosto de 2019
  • Sábado, 24 de Agosto
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 17 de agosto de 2009

    Meteorología activa el nivel amarillo por altas temperaturas, que podrán llegar a los 37 grados en el Sur de la región

    MADRID, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La Comunidad de Madrid alcanzará hoy temperaturas de hasta 37 grados centígrados en el sur de la región, por lo que la Agencia Española de Meteorología (Aemet) ha activado el nivel amarillo, considerado de riesgo medio.

    En concreto, según la Agencia, estas temperaturas máximas se registrarán entre las 14 y las 19 horas. Así, en la Sierra se llegarán a los 34 grados, 36 en la capital, corona metropolitana y Corredor del Henares y un grado más en el sur de la región y las Vegas.

    Meteorología mantiene parecida previsión y alerta amarilla por calor mañana, ya que prevé que los termómetros anotarán 36 grados en la capital, Corredor del Henares y zona Sur y un grado más el miércoles. Además, en la Sierra, una zona poco acostumbrada a las altas temperaturas, llegarán a los 34 grados, según las previsiones.

    Por su parte, el Servicio de Vigilancia de Riesgos Ambientales en Salud de la Consejería de Sanidad prevé que hoy se alcancen los 36 grados de media en toda la región y 37 mañana martes. Por tanto, se activa el nivel 1 o de precaución del Plan regional de Prevención del Calor.

    El Plan de Prevención de los efectos del calor, que se puso en marcha el 15 de junio y estará vigente hasta el 15 de septiembre, advirte sobre las situaciones de riesgo a través de diversos canales. Esta iniciativa se dirige a la población más vulnerable a los efectos del calor, fundamentalmente ancianos y personas con enfermedades cardiovasculares o respiratorias.

    RECOMENDACIONES PARA LA OLA DE CALOR

    La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid recuerda que ante las altas temperaturas hay que extremar el cuidado de niños y mayores y adoptar medidas de precaución frente a los riesgos del calor, las actividades de ocio en piscinas, así como frente a algunas prácticas asociadas a las vacaciones estivales.

    Los expertos aconsejan a los bañistas que guarden medidas de precaución, como elegir la piscina en función de su profundidad, y en especial, que vigilen a los menores, evitando que se acerquen solos a los bordes. Además, se recomienda educar al niño para que no entre en el agua bruscamente después de una exposición prolongada al sol o de una comida copiosa.

    Las altas temperaturas pueden producir o agravar la salud de algunas personas, como mayores o quienes padezcan algún trastorno crónico, especialmente de tipo respiratorio o cardiocirculatorio. Para afrontar el calor, y fundamentalmente los niños, mayores y enfermos inmunodeprimidos, es necesario ingerir líquidos aunque no se tenga sed con el fin de reponer la pérdida por la sudoración elevada. Conviene evitar los paseos en las horas de más calor, hacer ejercicio físico en la calle y utilizar prendas de vestir ligeras y de colores claros.