4 de junio de 2020
8 de abril de 2020

Metro de Madrid comienza a realizar test PCR a sus empleados para detectar el Covid-19

Los ha adquirido porque dan más fiabilidad que los denominados test rápidos

Metro de Madrid comienza a realizar test PCR a sus empleados para detectar el Covid-19
Un tren efectúa parada en una de las estaciones de Metro de Madrid. - JESÚS HELLÍN - EUROPA PRESS

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Metro de Madrid ha comenzado a realizar test PCR para la detección del coronavirus (Covid-19) entre sus empleados, con el objetivo de evitar la propagación de la enfermedad y "proteger aún más a los trabajadores de un servicio público esencial".

Las primeras pruebas se han llevado a cabo con una veintena de trabajadores de la empresa de la Comunidad de Madrid que han aceptado someterse a ellas de manera voluntaria. A esta primera tanda de pruebas se sumarán nuevos test en los próximos días, tal y como ha destacado el consejero de Transportes, Ángel Garrido.

Entre estos trabajadores hay maquinistas, jefes de sector, oficiales de mantenimiento o inspectores del Puesto de Mando e Metro de Madrid. En su mayoría no presentan ningún síntoma y o bien han estado en contacto con posibles casos de coronavirus o bien, en algún momento, han presentado síntomas compatibles con la enfermedad y, actualmente, están asintomáticos.

Metro de Madrid ha decidido adquirir test PCR porque "son de una mayor fiabilidad frente a los llamados test rápidos". Así, esta prueba "ofrece más garantías", pues determina la aparición del virus en el ADN, lo que permite detectar la infección incluso en sus primeras fases. Los resultados de los exámenes se obtienen en un plazo máximo de 48 horas.

Según los últimos datos de Metro referidos a la semana pasada, un total de 102 trabajadores resultaron contagiados de coronavirus, incluidos los tres empleados ya fallecidos, y un total de 418 están en observación por presunto contacto directo con los infectados.

Desde el suburbano señalaron a Europa Press que el porcentaje de positivos, en una plantilla que cuenta con más de 7.000 empleados, representa un 1,45 por ciento del personal del suburbano.

Además, alrededor de unos 400 empleados, que son "especialmente sensibles" por otro tipo de patologías que padecen, se encuentraban en aislamiento o con baja laboral de la Seguridad Social. A este número se suman los trabajadores de Metro mayores de 60 años (también alrededor de 400), conforme a lo establecido por las autoridades sanitarias.

PROTEGER A TRABAJADORES Y USUARIOS

Según indican desde la Consejería de Transportes y el suburbano, la realización de estos test forma parte del conjunto de medidas que está poniendo en marcha Metro de Madrid para proteger la salud y seguridad de sus empleados y de los usuarios del suburbano madrileño ante la actual crisis sanitaria.

Así, desde el pasado 8 de marzo, la compañía está aplicando medidas extraordinarias de limpieza y desinfección, como sucede en el resto del transporte público de la Comunidad de Madrid.

En concreto, se procede a la desinfección diaria en trenes y estaciones, actuando con especial atención tanto en los elementos con los que los viajeros puedan entrar en contacto en sus viajes diarios (barras de sujeción, asientos y reposabrazos o mandos de accionamiento de puertas, entre otras superficies), como en las cabinas de conducción de los trenes y en otros recintos de trabajo de la red del suburbano.

Además, se ha puesto en marcha el sistema de apertura automática de puertas en todos los modelos de trenes en los que es posible (64% del total) para que los viajeros no tengan que pulsar los botones de apertura. Y, en todas las estaciones de Metro se está manteniendo siempre una puerta abierta para el acceso y otra para la salida.

Igualmente, desde el pasado sábado, Metro ha clausurado un total de 44 vestíbulos y 183 accesos de su red para "minimizar riesgos" entre sus empleados frente al coronavirus, que ya no tendrán que trabajar en estos espacios. Esta medida permite, también, optimizar recursos y adaptarlos a la nueva situación en tareas de limpieza, vigilancia o mantenimiento, entre otras.

También ha adelantado el horario de cierre de su red de forma que el último servicio sale a las 24.00 horas frente a la 1.30 horas como es habitual.

Además, ha procedido a reducir el personal que trabaja en la red. De esta manera, en las estaciones solo hay una persona trabajando (un supervisor comercial), además de los maquinistas

En el caso de los empleados que trabajan en las oficinas de la compañía, más del 90 por ciento se encuentra ya teletrabajando. Asimismo, se está promoviendo una mayor flexibilidad horaria para la conciliación laboral y familiar en el caso de los empleados con responsabilidad sobre el cuidado de menores de 12 años, de personas con discapacidad o de familiares hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad que, por razón de edad o enfermedad, no puedan valerse por sí mismos.

AJUSTE DE LA OFERTA

Desde el inicio de la alerta sanitaria, la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid ha ido adaptando la oferta de transporte público en la región a la caída en el número de viajeros derivada de las medidas aprobadas por el Gobierno regional y el resto de administraciones y que se ha traducido en un desplome en el número de viajes superior al 90 por ciento.

De esta forma, en la actualidad la oferta de transporte público en la región, incluido Metro de Madrid, ya se sitúa en los días laborables a niveles similares a los existentes en un fin de semana.

Para leer más