14 de noviembre de 2019
24 de septiembre de 2014

Morales (PSM) reta a Gómez a mantener un debate público el próximo lunes

Morales (PSM) reta a Gómez a mantener un debate público el próximo lunes
CEDIDA

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El precandidato del PSM a la presidencia de la Comunidad de Madrid Carlos Morales ha retado este miércoles al secretario general del PSM, Tomás Gómez, a mantener un debate público el próximo lunes, según ha señalado el socialista en un comunicado.

Morales ha afirmado que no pondrá condiciones para mantener el debate, salvo que le gustaría que fuese público y con preguntas de la militancia y la ciudadanía, pero que en todo caso, aceptará el formato en el que Gómez esté dispuesto a participar.

"No debemos hurtarle a los militantes la posibilidad de contrastar estilos y propuestas", ha declarado Morales, quien ha afirmado que "el debate es una parte fundamental de la democracia y el PSOE debe estar siempre a la vanguardia de la democracia".

En este sentido, Morales ha defendido que "lo razonable es debatir" y que "el que no debate es porque tiene miedo o tiene algo que ocultar" como cuando el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, rechazaba los debates con su predecesor José Luis Rodríguez Zapatero, ha apuntado.

Por otro lado, Morales se ha comprometido a que de resultar candidato del PSM a la Comunidad de Madrid incluirá en su programa la reapertura del Consejo de la Mujer y del Consejo de la Juventud de la Comunidad de Madrid, dos organismos que han sido suprimidos por la administración del PP.

FALTA DE IGUALDAD

El candidato socialista ha lanzado un vídeo este miércoles a través de las redes sociales para denunciar la falta de igualdad de condiciones entre los candidatos a las primarias.

El militante del PSM lamenta que los candidatos tienen que buscarse la vida "solos" para poder llevar adelante su campaña para recabar los avales de los militantes, que tienen que llegar al 10 por ciento de la militancia, unos 1.500.

El vídeo explica la diferencia entre primarias abiertas y cerradas, siendo este último el sistema por el que ha optado el PSM, ya que cada federación ha elegido su sistema.

También pone de manifiesto las dificultades de los candidatos a la hora de recabar los avales en un plazo de 13 días, sin acceso a los datos de los militantes.