16 de julio de 2019
  • Lunes, 15 de Julio
  • 6 de enero de 2010

    La Noche de Reyes se salda con un 16% más de llamadas al 112, pero descienden las reyertas, intoxicaciones e incendios

    MADRID, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La Noche de Reyes se saldó con un 16 por ciento de llamadas más al servicio de Emergencias 112 Comunidad de Madrid, aunque, por el contrario, descendieron los incendios un 72 por ciento; las reyertas y peleas, un 30 por ciento; y las intoxicaciones etílicas, un 27 por ciento.

    Un portavoz de este servicio explicó a Europa Press que desde las 00.00 horas hasta las 9 horas el 112 atendió un total de 1.442 llamadas frente a las 1.245 que tuvieron que atender en la misma fecha el año pasado, lo que se traduce en este incremento del 16 por ciento.

    Por incidencias, las únicas que aumentaron este año respecto a 2009 son las relacionadas con las infracciones de tráfico y alteraciones, pues pasaron de las 27 del ejercicio anterior a las 37 que se registraron la pasada noche.

    Sin embargo, los accidentes de tráfico descendieron en gran medida, pasando de los 31 registrados la Noche de Reyes de 2009 a los 13 de este año. El mismo portavoz explicó que todos los accidentes de tráfico fueron alcances, choques de chapa, y que no dejaron ningún herido grave.

    En cuanto a los incendios, que en su mayoría fueron en contenedores, papeleras o cubos de basura, se pasaron de los 59 del año pasado a los 16 de esta noche, lo que supone una reducción del 72 por ciento. No se registró ningún fuego ni en viviendas ni en industrias.

    Respecto a las peleas y reyertas, el descenso también es notable, de un 30 por ciento, pasando de las 131 del 2009 a las 93 este año. Casi todos los altercados de este tipo fueron ligados a las intoxicaciones de alcohol, que este año también decrecieron un 27 por ciento (30 en 2009 frente a 22 en 2010). Tampoco hubo ningún herido grave.

    Según el servicio, el número de llamadas ha sido el normal de una Noche de Reyes aunque siempre se tiene "mucho trabajo". Así, se considera el resultado positivo, puesto que no se ha registrado ninguna víctima grave en los siniestros y, además, no ha habido ningún caso de gravedad que se podría suponer con el elevado número de llamadas recibidas.