8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 16 de noviembre de 2019

    El nuevo Gobierno municipal ha ordenado el cese efectivo de 358 pisos turísticos en Madrid

    El nuevo Gobierno municipal ha ordenado el cese efectivo de 358 pisos turísticos en Madrid
    Imagen de recursos de turistas en Madrid. - RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

    MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Madrid ha ordenado el cese efectivo de 358 pisos turísticos desde el mes de junio (cuando tomó posesión el nuevo equipo de Gobierno municipal) al mes de octubre.

    Según han informado a Europa Press fuentes del área de Desarrollo Urbano y ha adelantado el diario ABC, desde ese periodo se han inspeccionado 365 edificios con un total de 6.363 viviendas. De esta cifra, se ha comprobado que 1.202 viviendas eran de uso turístico y se ha ordenado el cese de actividad de 358.

    Precisamente este jueves asociaciones vecinales presentaron 503 denuncias a pisos turísticos que consideran ilegales en la capital y han alertado de la subida de alquileres y la no renovación de contratos, que afecta principalmente al distrito Centro.

    Concretamente, señalaron que los pisos denunciados se pueden encontrar en zonas céntricas de la ciudad como son la Plaza Santa Ana o la calle Toledo.

    Así, la portavoz de la Asamblea de Bloques en Lucha del Centro Histórico, Esther Alonso, criticó que los propietarios de viviendas conviertan las mismas en pisos turísticos ilegales con los contratos de sus inquilinos todavía en vigor, algo que ha calificado de "atropello".

    "El modus operandi es que el propietario registra la vivienda en la Comunidad de Madrid y hace una declaración responsable. Eso no es así, tal y como está la ordenación urbanística no pueden obtener esa licencia al no tener entrada diferencia la vivienda turística de la residencial", indicó, tal y como se contempla en la legislación urbanística de la capital para este tipo de viviendas.

    En este sentido, Alonso aseguró que las viviendas se han convertido en una "mercancía" y que el proceso especulativo con ellas es "obvio". Concretamente, ha puesto el ejemplo del bloque de la calle Argumosa, 11, donde varias familias han sido desahuciadas "sin alternativa habitacional" y los propietarios han subido los alquileres "hasta un 400 por cien".

    Asimismo, presentaron una campaña por la que pretenden dar a conocer a la ciudadanía tres modelos de denuncia contra estas viviendas para que puedan ellos mismos llevarlas a cabo. En concreto, las denuncias van dirigidas a tres instancias: la Agencia de Actividades, el Servicio de Disciplina Urbanística del Ayuntamiento y a la dirección general de Turismo de la Comunidad de Madrid.

    SUBIDA DE ALQUILERES

    Por su parte, el portavoz del Sindicato de Inquilinas, Fernando Bardera, manifestó que el problema principal de los pisos en Madrid es que "ha caído en manos de fondos de inversión que están manejando a su antojo el precio de la vivienda".

    "El 95 por ciento de las viviendas turísticas son ilegales porque no pueden cumplir la normativa del Ayuntamiento", señaló para añadir que la facturación que realizan estos pisos no genera beneficios ni para la zona ni para las arcas públicas.

    "Creemos que tanto el Ayuntamiento como la Comunidad tienen que actuar, tienen herramientas. Letras, Lavapiés y el centro de Madrid se está despoblando", apostilló.

    En relación a las sanciones, Bardera dijo que las sanciones pueden varias entre los 60 y los 900.000 euros y que si se empezara a sancionar se crearía un "efecto llamada" para que ciertas viviendas pudieran volver al mercado del alquiler. También, agregó que según datos del Consistorio entre el 70 y el 75 por ciento de las viviendas turísticas pertenecen a grandes empresas.

    INSPECCIÓN DE 12.000 PISOS TURÍSTICOS EN MADRID

    En este sentido, también se ha expresado el portavoz de la asociación de vecinos de Sol y Barrio de las Letras, Víctor Rey, que alertó de la falta de inspectores para acabar con este situación y ha asegurado que en la Comunidad hay un plantilla de cuatro inspectores para toda la región e inspeccionar 12.000 viviendas.

    Por último, han indicado en que el Ayuntamiento tiene herramientas y poder sancionador contra este tipo de viviendas, al ser ellos los que conceden las licencias, y han expresado que están intentar "alargar el proceso" ya que, aunque no tengan competencias en turismo, sí las tienen en urbanismo.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Madrid