21 de octubre de 2020
11 de abril de 2019

Obispo de Alcalá: "La educación de la maduración del amor en su masculinidad y en su feminidad es un tabú en España"

Obispo de Alcalá: "La educación de la maduración del amor en su masculinidad y en su feminidad es un tabú en España"
RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS

Dice que en España se quiere hacer gala de la "cultura perversa" en las leyes que se aprueban: "Establecer el mal como bien y darle el título de justicia"

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, ha defendido que "la maduración del amor en su masculinidad y en su feminidad es un tabú en España", tras la polémica generada con los cursos para 'curar' la homosexualidad que se imparten en un centro de la Diócesis que dirige.

Pla ha comenzado su Homilía del sábado, en la catedral de Alcalá de Henares, dando gracias a los obispos de la Conferencia Episcopal Española "después de los acontecimientos que se han dado en los últimos días" y tras la campaña "de acoso". Y ha criticado que se esté "dañando" la imagen de los Centros de Orientación Familiar, "donde acude libremente cualquier persona".

"Eso no lo podemos consentir, no se trata de ir contra nadie pero sí de salvaguardar la libertad de la Iglesia, la libertad religiosa y de empeñarnos si es necesario hasta el martirio por servir a aquellos que sufren y esperan una palabra de esperanza de nosotros, los pastores. No los podemos abandonar", ha dicho.

En este sentido, ha defendido que atienden a todos los que "libremente" vienen a buscar ayuda. Así, ha recordado que los jóvenes que son atendidos en los Centros han salido a contar su testimonio. "La educación de la maduración del amor en su masculinidad y en su feminidad es un tabú en España", ha lanzado, al tiempo en el que ha incidido en que se vive en tiempos de "cultura perversa, en el que la libertad es desordenada".

Además, incide en que "de ello" se quiere "hacer gala y justicia en las leyes que se aprueban en España". Se quiere, según Pla, "establecer el mal como bien y darle el título de justicia", tanto "en los comienzos de la vida humana, dentro de poco en la vida terminal y dentro de lo que significa la gran vocación original de las personas al amor".

Pero, ha hecho hincapié en que no van a hacer frente a nada en la política pero sí que reivindicará "la libertad religiosa para poder enseñar que el señor está". En este punto, se ha dirigido a los "muchachos de los centros" y ha manifestado que "el profeta decía que Dios abre caminos en el desierto y transforma el desierto en un vergel".

"Eso solo lo puede hacer Dios, no lo pueden hacer ni siquiera aquellos profesionales que se dedican al cuidado desde la medicina para las personas. Solo lo hace Dios porque es el único que puede restaurar el corazón", ha dicho.

Desde la Iglesia, según ha trasladado, anuncian "una verdad que restaura el corazón", practican "procesos que vienen a restaurar el sujeto cristiano y el sujeto humano", abren caminos donde no pueden ni siquiera los profesionales de las ciencias porque cuentan "con la gracia redentora de Jesucristo".

Para el obispo, se vive un momento "de ideología plena", donde se cierra la verdad de la persona humana y el amor humano y hay "una presión y un acoso que pasa por los centros educativos, por las organizaciones sociales y los partidos políticos".