23 de febrero de 2020
30 de noviembre de 2008

Osakidetza recuerda a Tomás Gómez las deficiencias del modelo vasco de salud ante su defensa

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Osakidetza recordó hoy al secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, las actuales deficiencias que arrastra el modelo vasco de salud ante su defensa en detrimento del sistema de salud madrileño.

En un comunicado, el servicio vasco de salud aclaró a Gómez que en el País Vasco no se abre un hospital desde hace diez años y que la sanidad vasca no incluye la vacuna infantil del neumococo, teniendo que pagarla los padres. Además, recordó que la vacuna de la varicela se aplica a los 10 años, cuando la mayoría de los niños la han pasado.

Fuentes de la Osakidetza indicaron que tampoco existen unidades de Ictus en los hospitales vascos, cuando en Madrid hay seis programas. Andalucía, Castilla la Mancha y Asturias son otras de las comunidades donde no hay unidades para tratar esta dolencia, que cada día se da en 240 personas en España.

Asimismo, se quejaron de que en el País Vasco sólo hay 10 habitaciones individuales en el Hospital Tres Cruces de Bilbao y de que sólo en la mitad de los centros de salud hay consultas por la tarde.

En cuanto a las lista de espera, criticaron que haya un tiempo máximo para intervenciones de cirugía cardiaca de 90 días, siendo de 30 días para cirugía oncológica. El resto de operaciones tiene una lista de 180 días, que es el máximo a nivel nacional.

Según las mismas fuentes, el sistema vasco solo iguala al madrileño en las intervenciones de cáncer. Desde la Osakidetza quisieron también recordar que tampoco se financian los tratamientos farmacéuticos antitabaquismo.

Estos recordatorios se producen con motivo de la defensa del modelo de salud vasco que hizo esta mañana el líder de los socialistas madrileño. En una entrevista a Europa Press, Gómez arremetió contra las críticas lanzadas por los populares, que le reprocharon no elegir un sistema vigente en alguna comunidad autónoma gobernada por su propio partido.

"Yo le recordaría a algún miembro del Gobierno regional que pise más la biblioteca y menos la peluquería, porque la Osakidetza la creó un consejero socialista que se llama José Manuel Freire, que por cierto colocó a la cabeza de este país el sistema de salud vasco", argumentó.

"Es un invento de los socialistas que se llevó a la práctica de la mano de los profesionales médicos, de las asociaciones del mundo de la salud, de los pacientes y del resto de las fuerzas políticas en el País Vasco", insistió.

OTRAS CRITICAS A LA SALUD VASCA

En la larga lista de deficiencias, destacan la masificación crecientes de los servicios, la falta de recursos materiales tecnológicos para atender las nuevas necesidades, la escasez de infraestructuras sanitarias, el desbordamiento de las urgencias y las dificultades crecientes para acceder al medico de cabecera .

Desde Osakidetza lamentaron también la desmotivación de los profesionales de la salud vasca por la escasa dotación de recursos para inversiones en centros de salud, personal, tecnología y nuevos equipamientos. Además, criticaron que no se incluye en el catálogo de prestaciones el cambio de sexo.