14 de octubre de 2019
19 de septiembre de 2009

El parque del Oeste amanece limpio y tranquilo después de que ayer la policía municipal impidiese un "macrobotellón"

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El parque del Oeste, en Moncloa, amaneció hoy tranquilo y más limpio de lo habitual después de que ayer por la noche la lluvia, el frío y la presencia de agentes de la Policía Municipal impidiese la realización del "macrobotellón" que, vía internet y mensaje de móvil, se había convocado con la intención de juntar a los más jóvenes.

Por sus dimensiones, por la altura de sus árboles y por las irregularidades del terreno (parte del parque está en pendiente), hace años esta zona era la elegida por los jóvenes madrileños para beber en la calle antes de salir por los bares de la zona congregados en la calle Fernández de los Ríos y en los bajos de Aurrerá (Argüelles).

Sin embargo, actualmente es muy difícil juntarse en el parque para este fin, debido a la presencia policial de los fines de semana. De hecho, el delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo, ya adelantó ayer que la Policía Municipal habilitaría el dispositivo habitual que se aplica cuando se tiene conocimiento de situaciones previamente anunciadas, como la del botellón convocado a través de las redes sociales.

La Policía Municipal interpuso el año pasado 43.000 sanciones por consumo de alcohol en la calle, cifras que demuestran que ya no se dan los macrobotellones que hasta hace unos años eran habituales en determinados puntos del centro de Madrid aunque eso no implique que el problema haya sido resuelto completamente, como reconoció Calvo.