3 de junio de 2020
30 de marzo de 2020

Pisos turísticos permiten reservar en pleno confinamiento aunque algunos matizan que sólo a "atrapados"

Pisos turísticos permiten reservar en pleno confinamiento aunque algunos matizan que sólo a "atrapados"
Dos turistas con maletas, uno de ellos con mascarilla, a su salida de la estación de Atocha. - JOAQUIN CORCHERO / EUROPA PRESS

Otros propietarios se muestran más cautos con las reservas y no las abrirán hasta el 12 de abril

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

Plataformas y webs dedicadas a la intermediación del alquiler de pisos turísticos como Airbnb, Booking o Niumba siguen permitiendo al usuario la posibilidad de reservar en pleno confinamiento decretado para frenar los contagios por coronavirus aunque algunos apartamentos aclaran que sólo permiten la reserva a quienes se hayan quedado "atrapados".

Tras una consulta a varias de estas webs por Europa Press, con búsquedas de pisos en zonas turísticas de la capital como Sol, la Plaza Mayor, Malasaña, La Latina, Gran Vía o San Bernardo, son muchas las opciones que brindan para alquiler desde hoy mismo, en pleno confinamiento.

Es el caso de Airbnb, que permite, por ejemplo, alquilar una habitación en Malasaña desde este martes o un ático con terraza en el mismo barrio. Incluso avisan, una vez que se introducen las fechas elegidas de entrada y salida, que "los precios son más bajos de lo habitual". O una "ganga", como a su vez describe Booking algunas de las ofertas que mantiene en plena pandemia de coronavirus.

Otros propietarios se muestran más cautos en estas webs y no abren las reservas hasta el 12 de abril, cuando inicialmente está prevista la finalización de los días de cuarentena. También hay un empresa, con varios pisos en distintas zonas turísticas de Madrid, que advierte en Airbnb que sólo aceptan reservas "de gente que se haya quedado atrapada en Madrid por la cuarentena".

Además comprobarán "todos los documentos y los vuelos cancelados", además de exigir que los inquilinos sigan los decretos del confinamiento, sin descartar que sean requeridos por la Policía y acaben desalojados de los apartamentos.

REEMBOLSO

Airbnb responde a la pandemia con un reembolso total a los viajeros, indica la propia web, y a los anfitriones cancelaciones sin cargo en las reservas realizadas entre el pasado 14 de marzo y hasta dentro de un mes, el 14 de abril. Forman parte del conjunto de Políticas de Causas de Fuerza Mayor. Advierten, eso sí, de que las nuevas reservas no quedarán cubiertas y que no se aplicarán en ellas las causas de fuerza mayor porque las consecuencias del coronavirus ya han dejado de considerarse inesperadas.

En Booking alertan en su web de que muchos de sus apartamentos en el centro de Madrid, hasta 1.271, tienen "disponibilidad limitada" en estas fechas y redireccionan a su página de ayuda para acceder a los cambios necesarios en los planes de viaje previstos. También piden paciencia porque "el tiempo de respuesta puede ser superior al habitual debido a la situación actual". Otros apartamentos dentro de esta web no permiten "celebrar despedidas de soltero o soltera ni fiestas similares" pero sí reservar en fechas dentro del confinamiento.

"¿TE HACE FALTA MÁS ESPACIO DURANTE LA CUARENTENA'?"

La pandemia del coronavirus es vista como un filón por algunos propietarios de viviendas, que pretenden hacer su agosto con la crisis sanitaria: desde hace unos días, con el estado de alarma decretado, ya ha aparecido algún anuncio publicitando la "casa perfecta para pasar la cuarentena".

"¿Te hace falta más espacio durante la cuarentena? ¿Sois demasiados en casa? ¿Necesitas tranquilidad y privacidad para trabajar?". Son algunas de las frases que utilizaba el propietario de una vivienda en el céntrico Barrio de las Letras en el anuncio que ha colgado en el portal inmobiliario Idealista hace unos días, consultado por Europa Press.

Su piso, un segundo exterior de 125 metros y por el que pide 2.400 euros al mes, se pone "en alquiler durante la cuarentena por el Covid-19 en Madrid". Es "la casa perfecta para pasar la cuarentena en el centro de Madrid", recoge el anuncio de una oferta que incluía en el precio "desinfección semanal" de la vivienda. Incluso aceptaba el alquiler por semanas. Ante las críticas, el propietario mantiene el piso en alquiler pero ha decidido eliminar el texto.

APARTAMENTOS TURÍSTICOS OFRECIDOS A LA ADMINISTRACIÓN

La Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos (FEVITUR) se ha puesto "a disposición de las autoridades sanitarias del Estado para contribuir con sus recursos a paliar la crisis actual provocada por la expansión del Covid-19". Ese ofrecimiento se ha traducido en brindar a las administraciones públicas "las viviendas y apartamentos turísticos para lo que se pueda necesitar".

La Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Madrid Centro, sin embargo, han alertado de que viviendas turísticas, "la mayoría ilegales", siguen operando durante el confinamiento y temen que, ante la caída de ingresos del turismo, "pasen a convertirse en el foco de actividades clandestinas, ilegales, prohibidas o directamente delictivas, generando un grave riesgo sanitario para los vecinos".

"Basta una comprobación rutinaria para comprobar que portales como Airbnb permiten realizar reservas coincidiendo con el periodo de confinamiento invitando así a incumplir las restricciones del estado de alarma", han indicado las entidades vecinales en un comunicado. Estas viviendas operan "eludiendo los controles policiales, así como las restricciones de movilidad que impone el decreto de alarma y las limitadas excepciones al ejercicio de su actividad".

Las asociaciones de Centro han remarcado que, igual que el Estado tiene a su alcance herramientas legales para bloquear el acceso de los usuarios a páginas web en el caso de que vulneren derechos de propiedad intelectual, "con mayor razón debe hacerse cuando la actividad de los portales de Internet que ofertan viviendas turísticas pone en peligro la salud de las personas".

Para leer más