11 de noviembre de 2019
13 de enero de 2010

El policía Lorenzo Antolínez es ascendido en el nuevo organigrama municipal porque "en Centro lo ha hecho muy bien"

La oposición cuestiona el ascenso del agente y critica que prime el "clientelismo antes que el servicio al ciudadano"

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El hasta ahora responsable de la Policía Municipal de Centro, Lorenzo Antolínez, ha sido ascendido dentro del organigrama municipal porque en este distrito "lo ha hecho muy bien", como explicó hoy a Europa Press el coordinador general de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Jesús Mora.

Mora expuso que el ascenso se sostiene teniendo en cuenta, entre otras cuestiones, la evaluación de la Junta Local de Seguridad de Centro, donde se recoge la evolución en el número de detenidos en este punto de la ciudad o la percepción que tienen los comerciantes de la seguridad.

También sumó otras razones para explicar el ascenso del policía, como la condecoración por su trayectoria profesional entregada por el Ministerio del Interior con motivo del patrón de los Santos Custodios.

Antolínez ha sido ascendido a responsable de la Subinspección Central de Seguridad. De él dependerán las dos unidades centrales de seguridad, esto es, la que se encarga del Escuadrón de Caballería y la Unidad Canina los perros, y la que gestiona los escoltas de los concejales.

MALESTAR EN LA OPOSICIÓN

La noticia no ha sido bien recibida por la oposición. Así lo expresó el portavoz socialista de Seguridad, Óscar Iglesias, en declaraciones a Europa Press. "Queremos conocer los criterios por los que se le asciende porque tememos que alguien le promociona en el Ayuntamiento primando el clientelismo antes que el servicio a la ciudadanía", manifestó.

Una opinión muy similar fue la mantenida por el portavoz de Seguridad de IU, Ángel Lara. En declaraciones a Europa Press, el edil consideró que "no es procedente el ascenso de una persona de sus características".

La coalición de izquierdas está de acuerdo con la promoción profesional siempre que se haga en función de los méritos y del trabajo desarrollado, por lo que recordó, a renglón seguido, que Antolínez es "una persona que lamentablemente ha figurado en infinidad de ocasiones en los medios de comunicación, y no precisamente por su buen hacer, sino todo lo contrario, incluso por incitar a sus subordinados a incumplir la ley y las ordenanzas".

La oposición ya criticó que hace más de año y medio se le otorgara al policía la Medalla al Mérito Profesional cuando en su día fue acusado de tratar de falsear actas e informes de locales de copas, a través de sus subordinados, para lograr una mayor eficacia a la hora de sancionar a los establecimientos que incumplían la normativa.

LAS ACTUACIONES DE ANTOLÍNEZ

En el año 2006 la Cadena Ser difundió una grabación en la que se podía escuchar al oficial recomendar a los agentes a su cargo que si encontraban sustancias estupefacientes en los locales y, siempre que no fueran grandes cantidades, lo pasaran por alto ya que de incluir este dato en las actas el expediente de sanción podría demorarse. También les sugirió que aumentasen el número de personas que había dentro del local para acelerar la clausura.

Por todo ello, tanto PSOE como IU llevarán el ascenso de Antolínez a la comisión ordinaria de Seguridad de febrero, ya que el orden del día de la convocatoria de la próxima semana ya está cerrado. Allí, como adelantó Óscar Iglesias, preguntará al equipo de Gobierno por el ascenso del policía teniendo en cuenta "los numerosos problemas en su historial". "Queremos conocer los criterios por los que se le asciende y por qué el Ayuntamiento no investiga los acontecimientos en los que se ha visto involucrado", declaró Iglesias.

También criticó que el equipo de Alberto Ruiz-Gallardón incumpla el programa electoral con el que concurrió a las últimas municipales, cuando se comprometió a que las calles de Madrid tendrían 1.500 nuevos agentes y que en 2011 hasta 8.500 agentes municipales se dedicarían a cuestiones de seguridad.

Por su parte, Ángel Lara consideró que Antolínez "no es merecedor del ascenso". Anunció que cuando tenga la información completa llevará la cuestión a la comisión de Seguridad de febrero, además de los traslados de oficiales de policía, unos movimientos que, según el edil, se han efectuado "en función del capricho del concejal responsable del área".

Por su parte, el coordinador general de Seguridad rechazó las acusaciones de "clientelismo político" vertidas por el PSOE al recordar que la condecoración fue entregada por el ministro del Interior, el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba. "(Antolínez) nos interesa porque trabaja muy bien. No le preguntamos a qué partido vota", sostuvo Mora.

NUEVO ORGANIGRAMA

Para el coordinador resulta "llamativo" que la oposición critique el ascenso de Antolínez "en lugar de hablar del modelo alternativo de organización en la Policía Municipal". Esta nueva reestructuración pasa por la creación de dos nuevas subinspecciones --una dedicada a análisis e inteligencia policial y otra, de carácter operativo volcada en el Centro Integrado de Seguridad de Emergencias de Madrid (CISEM)--. También se ha procedido a reconvertir subdirecciones ya existentes desdoblando, por ejemplo, la de Centro para fortalecer la presencia policial en el distrito.

En cuanto a la creación de nuevas subinspecciones, Ángel Lara denunció que en el Ayuntamiento parece, como reza el dicho, que hay "más jefes que indios" ya que mientras que se crean nuevos puestos de mando la plantilla de la Policía Municipal sigue con "carencias". La consecuencia de esto es el "incremento desproporcionado de horas extraordinarias y que en muchos casos los agentes se vean incapaces de atender las demandas ciudadanas". El socialista Óscar Iglesias apuntó sobre las nuevas subdirecciones que con esto "habrá más enchufismo, con una cúpula de mando más grande y más alejada de la ciudadanía".

Asimismo, Jesús Mora recordó que el Ayuntamiento de Madrid mejora la recomendación europea que aconseja dos policías por cada mil habitantes ya que la media en la capital es de 2,2. "Cualquiera que pasee por Centro verá que hay muchos policías municipales, aunque no creo que vea tantos nacionales, sobre todo cuando la competencia originaria es del Ministerio y el Ayuntamiento colabora con ellos", aclaró.

También quiso remarcar el incremento de agentes en los distritos pasando de los 2.300 en el año 2003 a los actuales 5.000. Esa subida se debe a que el Gobierno municipal eliminó los dedicados a tráfico, gran parte de los que ejercían labores de seguridad en edificios no estratégicos y parte de los encargados de labores administrativos.