19 de enero de 2021
20 de abril de 2006

El PP admite que la siniestralidad laboral es "inaceptable" y que "el crecimiento económico de Madrid no es excusa"

El PSOE reprocha "la enmienda a la totalidad" de su proposición y pide a Aguirre que "abandone la pasividad"

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Popular en la Asamblea, Antonio Beteta, reconoció hoy que la situación de siniestralidad laboral en la Comunidad de Madrid es "inaceptable", y aseguró que "el gran crecimiento económico que ha tenido Madrid en absoluto es causa ni excusa" de la accidentalidad, que ha causado nueve muertos en lo que va de mes.

Beteta, que realizó estas manifestaciones en relación con el accidente mortal que se produjo esta mañana en una fábrica de Arganda del Rey, aseguró que los datos de siniestralidad laboral "no tienen explicación ni razón de ser", al tiempo que apostó por "trabajar con las fuerzas políticas y los agentes sociales para que esto no siga así".

Tras apelar al "compromiso" de empresarios, sindicatos, partidos políticos, Gobierno y oposición para solucionar esta situación, recordó que el PP dispone de "la fuerza" que le da a su partido "el haber sido elegidos por los ciudadanos para hacer normas y aplicarlas para que este hecho se corrija".

NO HAY ACUERDO CON EL PSOE

Sin embargo, los populares seguían negociando a primera hora de la tarde con el PSOE la aprobación de una proposición no de ley (PNL) del principal grupo de la oposición en el Parlamento madrileño dirigida a establecer un plan de seguridad y salud en el trabajo que, entre otras medidas, permitiera la creación de una fiscalía en materia de siniestralidad.

La portavoz adjunta del PSOE Ruth Porta lamentó que la propuesta transaccional presentada por el PP para consensuar este texto constituya "una enmienda a la totalidad" del mismo, y reclamó al Gobierno regional que "abandone la autocomplacencia y la pasividad" y haga de este asunto "una prioridad política".

Porta destacó que, con el accidente laboral de Arganda, "son 48 las personas que han muerto en accidente laboral en lo que va de año", al tiempo que puso de relieve que "en la Comunidad de Madrid está pasando exactamente lo contrario de lo que ocurre en España, ya que en 2005 hubo 7.000 accidentes laborales más que en el año anterior".

Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida (IU), Fernando Marín, lamentó "la sangría terrible para las familias y los ciudadanos" que suponen los accidentes laborales y culpó de esta situación a "los empresarios y a la Administración, que no impone las sanciones que debería para que se cumplan las medidas de seguridad". "La presidenta regional dice sí, sí, sí a todo, peor luego las cosas siguen igual", dijo.

En lo que sí han logrado ponerse de acuerdo los tres grupos parlamentarios es en aprobar en el Pleno de esta tarde una declaración institucional, a propuesta de IU, mediante la que la Cámara expresara su "preocupación" por los accidentes laborales que se producen en la región. Esta iniciativa coincide con la celebración del Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, que se celebrará el próximo 28 de abril.