16 de diciembre de 2019
  • Domingo, 15 de Diciembre
  • 25 de mayo de 2010

    El PP cree que el "improvisado decretazo" del Gobierno será la "puntilla" para muchos ayuntamientos

    MAJADAHONDA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá, señaló sobre la prohibición para los consistorios de endeudarse a largo plazo desde enero de 2011 que no es más que un "improvisado decretazo" que será la "puntilla" para muchos ayuntamientos.

    Sobre la rectificación del Ejecutivo en lo referido a la fecha de puesta en práctica, el primer edil aseguró que medidas como esa "no hacen que desaparezcan los problemas". "Este decretazo es una medida precipitada y va a afectar a servicios básicos que los ayuntamientos prestamos a los ciudadanos", alertó el alcalde.

    Foxá consideró que se trata de una medida "discriminatoria" que "castiga" a quienes hicieron bien lo deberes, a lo que sumó que será la "puntilla" para muchos ayuntamientos, quienes sufrirán "una cadena de consecuencias imprevisibles porque también afectará al pago a proveedores y esto, indiscutiblemente, repercutirá en el empleo".

    "¡Cómo se nota que el sillón del presidente no depende de los ayuntamientos!", declaró el alcalde de Majadahonda después de recordar que las corporaciones locales representan el "0,5 por ciento del déficit total del Estado mientras que son las más castigados". Por eso retó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a que indique a los ayuntamientos "qué servicios quiere que se dejen de prestar a los ciudadanos".

    Respecto a la situación del Consistorio de Majadahonda, De Foxá afirma que las arcas viven "una situación muy sostenible, con planes económico-financieros basados en la austeridad y en la contención salarial desde hace cinco años". "Esto es lo que hay que hacer, adelantarse a las situaciones de crisis y no actuar como lo ha hecho este Gobierno, tarde, mal e injustamente", insistió.