17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 1 de noviembre de 2009

    El PSOE denuncia que la EMVS no tiene ningún programa de atención a las personas mayores a pesar de haberlo prometido

    MADRID, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El responsable de Urbanismo en el Grupo Municipal Socialista, Daniel Viondi, denunció hoy que la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) no tiene ningún programa de atención a las personas mayores, criticando que el Ayuntamiento de Madrid no haya puesto en marcha "ninguna de las medidas que prometió en esta materia a este tramo de la población durante la campaña electoral", informó el PSOE.

    Recordó que el PP se comprometió a realizar un programa de permuta para que los mayores de 65 años pudieran cambiar su domicilio por otro piso adaptado a sus necesidades de movilidad. "La letra y la música de este programa de vivienda para los mayores de la ciudad sonaban bien, pero el interprete ha sido nefasto", denunció.

    Según el socialista, estas "permutas", incluidas en el programa electoral del PP para las últimas municipales, consistían en facilitar que aquellas personas de edad avanzada con problemas de barreras arquitectónicas en sus hogares cambiaran de vivienda.

    La EMVS adquiere el piso difícilmente accesible y a cambio entrega uno de los suyos adecuado pagando la diferencia a la persona mayor que tiene esas dificultades de movilidad. "Con esto le permite tener para siempre una vivienda y también obtener unos ingresos por su casa de siempre. Detrás de estas promesas no hay un solo euro. Es sólo propaganda del gobierno municipal", sentenció el edil del PSOE.

    Recordó que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, anunció el 19 de octubre de 2007 que esta iniciativa empezaría a aplicarse "en breve". Ante ello, Viondi se preguntó "cuál es el concepto de brevedad que maneja Gallardón".

    Respecto al presupuesto, estos programas estaban insertos en el Plan Operativo 2007-2011. Según éste, en 2008 tendrían que haber empleado 3 millones de euros para ejecutar 20 viviendas permutadas y en 2009, 4 millones para 30 pisos.

    "El caso es que han pasado dos años y no hay viviendas entregadas, ni presupuestos que las avalen, ni voluntad para llevarlo a cabo. Y los perjudicados son los madrileños y las madrileñas y especialmente los mayores", concluyó Viondi.