22 de octubre de 2019
23 de febrero de 2010

PSOE e IU instan a Aguirre a asumir su responsabilidad y "arrimar el hombro" en la lucha contra la crisis

PSOE propone un plan de políticas activas de empleo que puedan generar 100.000 empleos, e IU ayudar a los parados sin prestaciones con una renta de 624 euros

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los portavoces de los Grupos Parlamentarios de PSOE e IU en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez y Gregorio Gordo, respectivamente, coincidieron hoy en reclamar a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, que asuma la responsabilidad que tiene por los casi 500.000 parados que hay en la Comunidad y que "arrime el hombro" en la lucha contra la crisis económica.

En un baile de cifras sobre la situación económica del conjunto de España y de la Comunidad de Madrid, PSOE e IU aprovecharon el pleno monográfico contra la crisis para pedir a Aguirre que deje de hacer oposición al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y que se centre en los madrileños, que viven en una región con casi 500.000 parados y que ya "no es la locomotora económica de España".

"Póngase a trabajar. No sé si con el 'pico y pala' famoso, que ustedes tienen tan olvidado, pero desde luego, arrime el hombro, asuma su responsabilidad de Gobierno", espetó Menéndez a la presidenta a la que dijo que si es "irreponsable no colaborar desde la oposición como hace el señor Rajoy, es absolutamente intolerable no asumir su responsabilidad cuando se es Gobierno".

"Usted no es la jefa de la oposición al presidente Zapatero es la presidenta de todos los madrileños", espetó Menéndez a Aguirre, a la que recordó que "tiene la obligación y la responsabilidad de tirar del carro de la Comunidad de Madrid".

En esta línea, Gordo, que acusó a Aguirre de creer que la Comunidad de Madrid es el mundo de "Alicia en el país de las maravillas" al considerar que se encuentra mejor que el resto de España, le dijo que ella "sigue siendo responsable de 500.000 parados en la Comunidad de Madrid", sobre todo, de aquellos 150.000 que no cobran ningun tipo de prestación.

Por su parte, el portavoz popular en la Cámara, David Pérez, criticó la gestión económica del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre el que dijo que se le fichó para crear empleos y "ahora cuando se le pide cuentas ha destruido dos millones de empleo y ha hundido la economía".

"Es difícil creer que se puede hacer peor", consideró el portavoz popular, que se preguntó "qué hay de social" en la política de Zapatero de "subir impuestos y bajar las pensiones" y en los "cuatro millones de parados". "El señor Zapatero nos ha salido muy caro a los ciudadanos", aseveró.

SITUACIÓN ESPAÑOLA

Durante el pleno, la portavoz socialista afirmó que estamos en una "profunda y grave crisis", pero defendió que Zapatero "no es culpable" de ello, ya que lo que nos ha colocado en esta situación es "la avaricia financiera que ha impactado en la economía real y de forma notable en el empleo".

Asimismo, destacó que "tampoco es culpable de que la tasa de paro actualmente alcance el 18,8 por ciento", ya que Zapatero "heredó" el modelo de crecimiento del ex presidente José Maria Aznar.

Menéndez defendió que el Ejecutivo central ha apostado por la I+D+i, la inversión pública, con un Plan E, que ha hecho que los municipios madrileños "se hayan beneficiado de una inversión de 1.100 millones de euros en 2009 y cerca de 700 millones en 2010 vinculados al plan Estatal de inversión local", y que ha generado 55.000 empleos en al región en 2009.

Así, defendió que los datos objetivos muestran que las acciones impulsadas por el Ejecutivo central para frenar el primer impacto de la crisis "han permitido sostener 15.000 pymes" y que "se ha conseguido garantizar la solidez de los depósitos financieros".

No obstante, achacó a Aguirre que "no tiene interés alguno en combatir el paro, ni luchar contra la crisis, que ante su indiferencia y pasividad, golpea cada vez más intensamente a la región". Una idea que compartió desde IU su portavoz Gregorio Gordo, que al tiempo que criticó la política popular denunció el modelo económico de PSOE y de Zapatero, que "ha cedido a los bancos y el poder financiero".

Así, destacó que "los gobiernos del PSOE y del PP han defendido una política económica basada en bajos salarios, la contención del déficit público y la bajada de impuestos", lo que ha conducido a España "a la precariedad laboral, a un estado social cada vez más débil y a la dependencia de la especulación". Frente a ello abogó por una "alternativa social a la crisis".

Gordo, que dijo que IU no va a entrar en usar la Asamblea de Madrid como "segunda oportunidad para los que pierden el debate en el Congreso", criticó que el PP hable de reforma laboral porque, en su opinión, para ellos implica "abaratar el despido". Asimismo, criticó la propuesta de reforma de las pensiones del Ejecutivo central, porque supone trabajar más años para que "los empresarios paguen menos".

Mientras, el portavoz del PP criticó que el PSOE haya venido al pleno "a intentar dar lecciones de cómo crear empleo", en vez de a pedir disculpas por la situación laboral española.

Tras dejar claro que Madrid cuenta con "cuatro puntos menos de paro que la media nacional", Pérez consideró el PSOE ha pintado "una comunidad en negro", cuando la Comunidad de Madrid cuenta con "los mejores datos de empleo, de crecimiento, de renta per cápita" y "está bajando impuestos y mejorando" la vida de las familias.

Asimismo, apoyó las propuestas fiscales lanzadas por Aguirre, y señaló que la presidenta autonómica demostró "que el Gobiebro sigue siendo capaz de crear confianza".

PROPUESTAS ECONÓMICAS

En la primera parte del debate los grupos de la oposición hicieron una mención a sus propuestas para mejorar la situación económica, que se plasmaron en la segunda parte con las propuestas de resolución.

IU, dentro de su alternativa social a la crisis, propuso la creación de una renta de 624 euros para los madrileños desempleados que no gozan de prestación, la gratuidad del transporte a parados y menores de 26 años, y la gratuidad de comedores, libros de texto y demás gastos escolares.

Por su parte, los socialistas propusieron un plan de austeridad y lucha contra el fraude fiscal, que incorpore la reducción de altos cargos, el ahorro en arrendamientos, la reducción drástica de propaganda y la racionalización de organismos; así como un Plan de Financiación para garantizar el crédito solvente a trabajadores autónomos, pequeñas y medianas empresas y familias, con el aval de la Comunidad de Madrid y la implicación activa de CajaMadrid.

También abogaron por un "potente" Programa de Políticas Activas que pueden generar 100.000 empleos a corto plazo, un Plan de Rehabilitación de infravivienda, la articulación del Sistema de Dependencia, la extensión de la educación Infantil, la contratación de jóvenes y formación y un programa de Recolocación para Parados de Larga Duración.

Asimismo, reclamaron potenciar los sectores productivos madrileños, la Industria, el Comercio y el Turismo en el marco de los nuevos sectores con alto potencial innovador: las energías renovables, las eco-industrias, las tecnologías de la información y la comunicación, la biotecnología, la industria aeroespacial, las industrias culturales y los servicios sociales al tiempo qe reclamó inversiones para I+D+i, y para la educación, de manera que se potencie la Educación Infantil, Formación Profesional y Financiación de Universidades Públicas.