12 de agosto de 2020
9 de julio de 2020

PSOE pide corregir "debilidades cruciales" en la nueva Ley de Servicios Sociales y Ayuso le tiende la mano

PSOE pide corregir "debilidades cruciales" en la nueva Ley de Servicios Sociales y Ayuso le tiende la mano
El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, mira su móvil durante una sesión de control al Gobierno en Madrid. - ÓSCAR CAÑAS - EUROPA PRESS

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PSOE en la Asamblea, Ángel Gabilondo, ha pedido "corregir debilidades cruciales" en la nueva Ley de Servicios Sociales y la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, le ha tendido la mano para alcanzar un acuerdo.

En la sesión de control del Pleno de la Asamblea de Madrid, el socialista ha defendido que Madrid precisa una nueva ley de Servicios Sociales porque es, junto con Murcia, la única autonomía sin actualizarla.

"Ni siquiera se ha tenido en cuenta lo que ha supuesto para los servicios sociales, cuarto pilar del Estado del Bienestar, la Ley de Dependencia, por lo que la necesidad de debatir sobre un nuevo marco legal cobra gran relevancia", ha declarado.

Gabilondo ha hecho hincapié en que "la defensa de lo público no es un dogma ideológico, sino un compromiso firme con tres valores: la igualdad, la solidaridad y la innovación".

Según el portavoz socialista, se debe corregir "algunas debilidades cruciales". "Somos la Comunidad que menos invierte en servicios sociales en relación al con el PIB; y contamos con la mayor ratio de habitantes por persona trabajando en estos servicios. Es hora de abandonar la versión más asistencial de la Ley de 2003, para incorporar el reconocimiento de derechos de ciudadanía, robusteciendo un sistema público de servicios sociales", ha declarado.

Para Gabilondo, esta ley "es el armazón que sustentará la renovación", también el compromiso "con las políticas enfocadas a las personas mayores, muchas de ellas con necesidad de un servicio específico, de día o residencial; pero también de cuidado en domicilio y de autonomía personal".

El socialista ha considerado que es "un deber ético para con quienes encuentran más obstáculos para defender sus derechos, por ejemplo, los mayores o las personas con discapacidad".

"Tenemos que afianzar la inclusión social, apostar por políticas públicas con un catálogo claro y suficiente de prestaciones económicas. La lucha contra la pobreza, y especialmente contra la pobreza infantil, debe convertirse en un objetivo de primera magnitud dentro la Ley, ha reclamado.

En este sentido, ha sostenido que la normativa "requiere recursos y no será eficiente sin reforzar los servicios sociales municipales, dotándoles de más profesionales y capacidad de actuación, ni tampoco sin ampliar los centros y servicios, o sin mejorar la situación de tantos profesionales que requieren que dignifiquemos sus salarios para seguir haciendo su decisivo trabajo".

CLARIFICARÁ EL MAPA

Por su parte, Ayuso ha defendido que esta es una ley que se centrará en "la población vulnerable" y que clarificará todo el mapa de servicios sociales que se han ido generando año a año".

"Los vamos a poner en red y los adaptaremos a las nuevas tecnologías teniendo en cuenta el papel de los ayuntamientos así como el de la atención social primaria y el del tercer sector", ha explicado.

El objetivo es, según la presidenta, incidir en "la autonomía personal y la inclusión para que nadie se quede atrás y las personas puedan salir adelante por sí mismas. Regularán, además, el concierto social para hacer sostenible la colaboración público-privada.

Ayuso ha hecho hincapié en que es una ley que va a emanar del Parlamento por lo que hará falta "el consenso", que se busque el bienestar de todas las personas que van a salir representadas de la norma. "Mano tendida para poder llegar a un acuerdo", ha concluido.