16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • 26 de julio de 2009

    PSOE reclama al Ayuntamiento que plante 55 árboles en Puerta del Sol ya que el actual proyecto "convierte la plaza en un horno"

    Se suma así a la postura de la Comunidad de Madrid porque los materiales y diseño de la plaza sube dos y tres grados la temperatura

    MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El responsable de Medio Ambiente en el Grupo Municipal Socialista, Pedro Santín, reclamó hoy al Ayuntamiento de Madrid que plante 55 árboles en el entorno de la Puerta del Sol ya que el actual proyecto municipal "convierte a la plaza en un auténtico horno", según informó hoy esta formación.

    El socialista pidió al Consistorio que plante 25 árboles en la Puerta del Sol y 30 en su entorno, concretamente en el tramo de la calle Alcalá que desemboca en el Metro de Sevilla, y aseguró que en las obras de remodelación de esta calle "sólo han puesto cinco árboles en las nuevas aceras".

    "El Gobierno municipal ha perdido una oportunidad única para reforestar la Puerta del Sol", manifestó el concejal del PSOE, quien advirtió que, si se mantiene el actual proyecto, "la Plaza se va a convertir en un auténtico horno inhabitable en verano" ya que "la ausencia de árboles, unida al granito refractario que se ha utilizado como pavimento subirá las temperaturas en Sol dos o tres grados por encima de la media de la ciudad".

    Además, recordó que la Ordenanza Municipal de Protección del Medio Ambiente, en su artículo 196.e, establece que "en todas aquellas aceras en que sea posible, cuando tengan una anchura superior a 2,5 metros, se plantarán árboles de alineación". "Las aceras de la Puerta del Sol y las de la calle Alcalá superan estas medidas, así que el Ejecutivo de la Ciudad está incumpliendo su propia normativa", criticó Santín.

    Por otra parte, el concejal aseguró no entender porqué "si el Ejecutivo de Gallardón ha plantado 600 árboles sobre la cubierta de hormigón de los túneles de la M.-30 y ha puesto pinos encima de la pasarela metálica que cruza el Manzanares desde la Virgen del Puerto hasta el Paseo de la Ermita del Santo, no se arriesgue a colocar árboles en Sol y su entorno cuando allí la probabilidad de éxito es mucho más alta, ya que hay más distancia desde la superficie hasta las bóvedas de las líneas de Metro y, además, pueden arraigar más fácilmente al tener una capa más profunda de tierra".

    Por todo ello, Santín acusó al Gobierno municipal de "eliminar el arbolado de las principales calles y plazas de Madrid aprovechando las obras de remodelación", algo que, a su juicio, ya se puede ver en Serrano, Ópera y la plaza del arquitecto Ribera.