19 de septiembre de 2019
27 de enero de 2018

Puente de Vallecas acoge la I Muestra Agroalimentaria 2018 con productos de la huerta cultivados en la región

Puente de Vallecas acoge la I Muestra Agroalimentaria 2018 con productos de la huerta cultivados en la región
AYUNTAMIENTO DE MADRID

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Puente de Vallecas acoge este sábado la I Muestra Agroalimentaria 2018, una feria de alimentación con productos de la huerta, como verduras frescas, miel, pan, dulces, productos naturales y ecológicos cultivados en la Comunidad de Madrid.

Según ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado, entre los diferentes 'stand' que se podrán encontrar, acudirá la Asociación Unida de Productores Agroalimentarios (AUPA) y entidades vallecanas, como la cooperativa de consumo responsable 'La Garbancita Ecológica' o la marca de cerveza Valle del Khas, originaria del distrito Puente de Vallecas.

Junto con los expositores, se colocará una carpa dedicada a la agroecología, donde se ha programado una charla sobre compostaje comunitario, a partir de las 13.00 horas. Además, se organizarán espectáculos infantiles, con pasacalles y cuentos ecológicos, a las 12.00 horas, a cargo de la Compañía de Teatro Destellos, según ha indicado el Consistorio.

UNA FERIA ALIMENTICIA CON CONTINUIDAD

La muestra dará a conocer a los vallecanos productos "naturales de calidad" además de "poder intercambiar opiniones y consejos" con los agricultores madrileños. Además, la feria tendrá continuidad los sábados 24 de febrero y 24 de marzo.

El lugar previsto para celebrar las próximas convocatorias será en el Recinto Ferial situado en la avenida de Buenos Aires. En la primera cita, que tendrá lugar mañana sábado, se ha tenido que trasladar al Bulevar Peña Gorbea, por razones técnicas, ha señalado el Ayuntamiento.

La celebración de esta primera muestra agroalimentaria y ecológica responde al "compromiso de adhesión" al Pacto de Milán por parte del Ayuntamiento de Madrid. Dicho pacto propone un plan estratégico para mejorar los hábitos de comida entre la población y anima a las ciudades a desarrollar sistemas de alimentación saludables y accesibles para todos sus habitantes, desde una perspectiva sostenible, que proteja la biodiversidad y reduzca el desperdicio.