30 de marzo de 2020
22 de julio de 2008

El Reina Sofía compra obras de Medardo Rosso, Georges Grosz, Öyvind Fahlström y Tàpies para completar su colección

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La última reunión del Patronato del Museo Reina Sofía, que se celebró el pasado 15 de julio, aprobó la compra de dos esculturas de Medardo Rosso ('Bambino malato' y 'Bambina che ride'), una pieza de Antonio Tàpies ('Blau amb guatre barres roges' 'Azul con cuatro barras rojas'); varias obras de Georges Grosz y un óleo del artista y escritor sueco Öyvind Fahlström, entre otras piezas.

En total, se han adquirido una docena de obras, cuyo presupuesto global asciende a más de cuatro millones de euros, según la lista de las adquisiciones a la que ha tenido acceso Europa Press.

Por su parte, el Ministerio de Cultura, por encargo del director y del Patronato del Reina Sofía, ha comprado, para exhibir en el Museo, una pieza de Jean Tinguely (490.000 euros), una de Alighiero Boetti (290.000 euros) y otra de André Masson (11.691 euros).

El director general de Bellas Artes, José Jiménez, destacó la compra de las dos piezas de Medardo Rosso, un "grandísimo escultor del siglo XIX", descrito por Juan Muñoz, recordó Jiménez, como uno de los "eslabones perdidos de la modernidad".

En opinión de Jiménez, las dos obras de Rosso (adquiridas por 909.500 y 802.500 euros respectivamente) permiten establecer un "diálogo" con el escultor madrileño Juan Muñoz, "uno de nuestros artistas más importantes", apuntó el responsable de Bellas Artes y Bienes Culturales del Ministerio de Cultura.

Del pintor alemán Georges Grosz, Jiménez resaltó la pieza titulada 'Spain' (1937), un dibujo "típico" de la Guerra Civil, en el que aparece un soldado apuntando a un trabajador con las manos levantadas, realizado por Grosz en Estados Unidos mientras se desarrollaba la contienda en España.

UN TÀPIES COMPRADO EN SUBASTA

También mencionó la pieza de Oyvind Fahlström, quien fue "uno de los grandes maestros del Pop Art" o el óleo de Tàpies de 1966, adquirido en una subasta de la casa Christie's en Londres a finales de junio, perteneciente a una etapa del artista catalán "poco representada en el Museo", señaló Jiménez.

Como piezas 'menores', y con un valor que se sitúa en torno a los 16.000 y 90.000 euros, el Museo Reina Sofía ha comprado la producción audiovisual completa de Antoni Miralda, una película de Florian Pumhösl (con un precio especial para el museo de 16.660 euros) y una instalación de Jon Mikel Euba (90.000 euros).

En este sentido, el director del Reina Sofía, Manuel Borja-Villel ya anunció en su última comparecencia ante la prensa, la intención del Museo de activar la política de adquisiciones para cubrir "las lagunas" que existen en la colección permanente del Museo, sobre todo en lo referente a la década de los 60 y 70. "Haremos bastantes compras que se incluirán en el presupuesto del Museo, que no es precisamente modesto", reconoció el responsable del Reina Sofía.

Precisamente esta semana, Borja-Villel presentará a la prensa las exposiciones temporales que se podrán ver en la sede central del Museo y en los palacios de Cristal y Velázquez del Parque de El Retiro en la próxima temporada.

PRÓXIMAS ACTIVIDADES DEL REINA SOFÍA

El responsable del Reina también explicará las acciones que se van a llevar a cabo en torno a la Colección, como son las muestras de Gabinete y la idea del Museo como red de redes "que ya ha permitido acuerdos con importantes entidades de arte contemporáneo", explica el Museo en una nota.

Igualmente se presentarán las líneas maestras del programa de actividades públicas, pieza fundamental en la nueva organización del Museo, que incluyen novedades en el campo de la experimentación, la producción y la difusión.

Los fondos del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía abarcan obras realizadas desde finales del siglo XIX hasta la actualidad. Hoy, la institución cuenta con aproximadamente 16.200 obras, que dan cabida a todo tipo de técnicas artísticas: en torno a 4.000 pinturas, más de 1.400 esculturas, casi 3.000 dibujos, más de 5.000 grabados, más de 2.600 fotografías, alrededor de 80 vídeos, una treintena de instalaciones y otras tantas vídeo-instalaciones, más de 100 piezas de artes decorativas y 30 de arquitectura. Según informa el Museo Reina Sofía, de ellas, sólo se exhibe formando parte de la exposición permanente una selección de aproximadamente un 2 por ciento.