27 de mayo de 2020
16 de noviembre de 2018

El 'Rey del Cachopo' lucía una barba abundante, pelo rapado y estaba más delgado para evitar ser identificado

El 'Rey del Cachopo' lucía una barba abundante, pelo rapado y estaba más delgado para evitar ser identificado
EUROPA PRESS

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cesar Román, el conocido como el 'Rey del Cachopo', lucía actualmente una abundante barba, pelo rapado y estaba más delgado que en las fotos e imágenes publicadas hasta ahora, todo con la finalidad de evitar ser identificado.

Así lo ha declarado este mediodía a Europa Press Raquel, la propietaria del restaurante Gerardo, situado en el número 57 de la calle Italia de Zaragoza, y que ha sido la que ha dado la voz de alarma a la Policía.

Esta mañana estaba viendo un programa de televisión cuando se ha percatado que su empleado era realmente César Román, un hombre de 45 años desaparecido desde principios de agosto de este año y que ahora buscaba la Policía en relación al asesinato de su novia Heidi, cuyo torso apareció en una maleta de un edificio de Usera el 13 de agosto.

César llevaba dos meses trabajando de cocinero (no estaba de cara al público) en el restaurante zaragozano. Lo hacía bajo el nombre de Rafael y con apellidos también falsos --había falsificado documentación personal-- pero su jefa no sabía nada. Sin embargo, hoy ella ha atado cabos y ha llamado al 091. Poco después los agentes han llegado al bar y le han detenido, comprobando que en realidad era 'El Rey del Cachopo'.

Ahora, Román se encuentra en dependencias de la Jefatura Superior de la Policía de Aragón, muy cerca de 'Casa Gerardo', en el zaragozano barrio de Las Delicias. Tras interrogarle, pasará a disposición de un Juzgado de la capital aragonesa, probablemente mañana sábado, y luego pasará al Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid, que lleva la investigación del homicidio de Heidi, según ha informado a Europa Press un portavoz del Tribunal Superior de la Policía de Madrid.

El conocido como el 'Rey del Cachopo' tenía antecedentes por lesiones, estafa y violencia de género por quebrantamiento de condena. Tanto Policía como el Juzgado madrileño habían expedido hace unas horas sendas órdenes de búsqueda de César Román, después de que ayer se desvelara que las pruebas de ADN determinaran que el torso de la mujer encontrada en Usera en agosto era el de su novia.