15 de agosto de 2020
13 de julio de 2020

Reyero pedirá a Lasquetty 70 millones más para residencias concertadas como "prioridad" para los Presupuestos de 2021

Está en contra de una macroconsejería de Sanidad y Políticas Sociales

Reyero pedirá a Lasquetty 70 millones más para residencias concertadas como "prioridad" para los Presupuestos de 2021
El consejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero, en la Asamblea de Madrid, en Madrid (España), a 2 de julio de 2020. - MARTA FERNÁNDEZ JARA - EUROPA PRESS

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Políticas Sociales, Igualdad, Familias y Natalidad de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero, ha anunciado que propondrá el miércoles en el Consejo de Gobierno un aumento del 50 por ciento en el presupuesto para financiar las residencias concertadas, es decir, 70 millones de euros más que hasta ahora, una medida que entiende "prioritaria" para los Presupuestos regionales de 2021.

En una entrevista concedida a la Cadena Ser y recogida por Europa Press, Reyero ha recordado que tras varias reuniones con patronales, sindicatos, trabajadores y familiares de usuarios de geriátricos de la región hoy ha terminado esa ronda que, a su juicio, ha puesto en evidencia que hay que hacer "cambios en el modelo de ciudados" actual.

"Nos hemos encontrado plantillas escasas, una mayor necesidad de atención social y sanitaria y que es imprescindible mejorar los ratios. Nos hemos encontrado con plantillas en situación bastante precaria y hay que mejorar las condiciones laborables del personal. Hay que mejorar algunos servicios como la alimentación de las residencias, dando un salto de calidad", ha prometido.

Ante un posible fuerte rebrote del coronavirus en residencias, el titular regional de Políticas Sociales ha asegurado que han aprendido del pasado y que ahora los centros tiene epis, hacen test y seguimiento "continuos". Asimismo, han pedido un plan de contingencia a cada geriátrico para que en una situación de crisis puedan actuar "de manera rápida". "Estamos suficientemente preparados para reaccionar a un rebrote", ha dicho.

Sin embargo, Reyero ha reconocido que en cuanto a la medicalización de las residencias, siguen igual que antes de la crisis. No obstante, ha adelantado que su desde su Consejería van a dar pasos para mejorar su situación. El primero será la negociación de un acuerdo marco en diez meses que dote de un 50 más de presupuesto para las residencias concertadas de la región, que cuentan con 9.000 de las 50.000 plazas totales de mayores.

El consejero ha recordado que es el momento de poner 70 millones adicionales para financiar estas residencias porque el presupuesto en esta materia ha estado "congelado" durante muchos años. De esta manera, se mejorarían los ratios para que haya más personas en cada centro y "un salto de calidad" general. Luego los cambios se ampliarán a las residencias públicas y las de gestión indirecta, señala.

Cuestionado por si esta propuesta económica contará con el visto bueno del consejero de Hacienda, Alberto Reyero se ha preguntado "si nos podemos permitir no contar con una mayor atención y evitar situaciones como las del pasado" en los geriátricos. "Esto tiene que ser una de las prioridades para la aprobación de los Presupuestos de 2021", ha recalcado.

Sobre las peticiones de varios grupos para que altos políticos de diferentes partidos comparezcan en la comisión de investigación sobre residencias de la Asamblea de Madrid, el titular regional de Políticas Sociales cree que "no se puede perder el foco" y que en ese órgano se debe analizar, buscar responsabilidades políticas porque "todos tenemos parte de responsabilidad", e intentar mejorar para que no vuelva a ocurrir la crisis del coronavirus, que ha dejado casi 6.000 residents muertos por esta enfermedad.

Por último, sobre la idea de una fusión entre las Consejerías de Sanidad y Políticas Sociales dentro de una remodelación de Gobierno, Reyero asevera que "no es buena idea".

"Es algo que ya existió en el pasado cuando la Comunidad no tenía las competencias transferidas. Hay que diferenciar claramente la atención social y sanitaria. Son dos ámbitos diferentes y no sería algo bien recibido por el sector en su conjunto. No algo que me competa, pero no sería partidario de esa fusión. La mitad del presupuesto regional estaría en esa macroconsejería", ha apostillado.