14 de diciembre de 2019
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 25 de mayo de 2010

    Rivas se rebela y no aplicará el decreto de rebaja de salarios a los empleados públicos

    MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Rivas Vaciamadrid, José Masa, anunció hoy el propósito de su Consistorio de no aplicar el decreto aprobado en Consejo de Ministros, el pasado jueves, que supone una rebaja del sueldo de los empleados públicos. "No estamos de acuerdo con que se haga pagar el precio de la crisis a quienes trabajan todos los días para que nuestra ciudad funcione", aseguró el regidor ripense.

    Desde el Ayuntamiento de esta localidad de 73.000 habitantes, situada en el sureste de la Comunidad de Madrid, se van a estudiar fórmulas alternativas que permitan solidarizarse en la lucha contra la crisis económica.

    "Entendemos que hay una crisis grave y queremos participar en la solución. No se puede responsabilizar de la crisis a quienes atienden a las personas mayores, abren los polideportivos o mantienen la seguridad ciudadana", opinó.

    En este sentido, opinó que hay que recordar que el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid fue, en febrero de 2009, uno de los primeros de España reducir en un 10% de media el sueldo de sus cargos políticos y de libre designación, adelantándose al plan de ajuste del Gobierno central. Además se rebajó en un 25% la asignación a los grupos políticos y en 2010 estos salarios se mantienen congelados.

    Respecto al decreto gubernamental anunciado ayer, con el que se prohíbe a los ayuntamientos solicitar créditos a largo plazo a partir del 1 de enero de 2011, el alcalde de Rivas criticó que se transite del Plan E, en el que eran "parte de solución, a una medida que convierte a las administraciones locales en el problema".

    Masa llamó la atención sobre el hecho de que "se presente como única solución para salir de la crisis un ataque a los servicios públicos". El regidor de Rivas denunció que con medidas como las adoptadas se está condenando al paro a miles de autónomos y pymes que en este momento trabajan para los ayuntamientos, al tiempo que se están mandando señales negativas que ralentizará la recuperación económica. "El dinero que se necesita para acabar con la crisis no se halla en los bolsillos de los trabajadores, sino en los de quienes especularon y se enriquecieron durante años", sentenció José Masa.