29 de marzo de 2020
8 de septiembre de 2008

Los robos en viviendas bajaron casi el 10% en agosto porque la crisis económica acortó las vacaciones de los madrileños

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los robos en domicilios en la región descendieron en agosto entre el 5 y el 10 por ciento respecto al mismo mes del año pasado porque la crisis económica ha obligado a muchos madrileños a pasar más tiempo en casa y menos de vacaciones, según datos del sindicato Unión Profesional de la Policía (UFP).

El secretario general de UFP de Madrid, Alfredo Perdiguero, aseguró hoy a Europa Press que los delitos por robos o hurtos en domicilios particulares han descendido este verano según los delitos cuantificados en las Comisarías de Policía. Además, cree que en septiembre se confirmirá este descenso. Normalmente, este mes aumentan las denuncias un tercio respecto a agosto por la vuelta de los moradores a sus viviendas y tras comprobar si han sido víctimas de un robo.

"Hay edificios donde otros años todos sus residentes se iban de vacaciones en agosto, pero este año algunos se han quedado debido a la crisis económica, por lo que los ladrones se han visto limitados a la hora de hacer varios palos seguidos y sin problemas", indicó Perdiguero.

CENTRO Y LATINA, LOS DISTRITOS MÁS AFECTADOS

Según las denuncias recogidas por el sindicato, los distritos de Madrid más afectados por los robos este verano han sido los de Centro, Latina y Ciudad Lineal. En este último distrito se encuentra ubicado el barrio de Arturo Soria, donde los robos más frecuentes son a chalés bajo el procedimiento de 'escalo', es decir, del acceso al domicilio a través de terrazas o ventanas en alto.

Asimismo, los nuevos barrios residenciales de Las Tablas y Sanchinarro son las zonas de la capital donde más robos en domicilios se producen con violencia e intimidación. "Son barrios muy alejados del centro de Madrid y cuando quieren llegar los agentes de la comisaría del barrio del Pilar, de la que dependen, los ladrones ya han huido", señaló el portavoz sindical.

Por contra, el distrito que menos robos sufrió este agosto fue el de Chamartín y el que más descendió respecto a otros año fue el de Carabanchel, después de la detención de un grupo de 'revientapisos' que actuaba en la zona con fuertes palancas, con las que destrozaban las puertas de los domicilios para acceder a las viviendas.

En la región, la Sierra norte sigue siendo una de las zonas con mayor tasa de robos y hurtos en domicilios, aunque en verano se reducen respecto al resto del año por la masiva afluencia de sus propietarios. No obstante, los agentes se sorprenden del considerable número de casos de supuestos robos en chalés de la sierra por la noche, mientras dormían sus dueños, que alegan en sus denuncias la posibilidad de haber sido narcotizados por los ladrones.

Según los datos facilitados por UFP, las nacionalidades más comunes de los detenidos por este tipo de delitos son la española y la rumana. El 'modus operandi' de los atracos sigue siendo la palanca, utilizando pesadas barras de hierro; tarjetas o elementos metálicos en casas en las que no han echado el cerrojo; y el 'escalo' en los chalés y viviendas unifamiliares. El objeto de deseo de los cacos es, generalmente, el dinero en metálico, las joyas y el material electrónico costoso, como televisiones de plasma, ordenadores o videoconsolas.