28 de febrero de 2020
9 de septiembre de 2014

Sanidad corrobora "irregularidades" en el Hospital de Fuenlabrada

Pondrá los hechos en manos de la Fiscalía para que considere si hay delito

   MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, ha informado este martes de los resultados de la inspección en el Hospital de Fuenlabrada sobre la 'fuga' de datos de pacientes, con la que se ha corroborado que hubo "irregularidades administrativas", por lo que ha procedido a aceptar la dimisión del gerente del centro, Manuel de la Fuente.

   "El gerente puso su cargo a disposición, la hemos aceptado y mañana habrá un consejo de administración, que nombrará a un nuevo gerente", ha señalado Rodríguez en declaraciones a los medios durante un acto en el Centro de Salud Goya. También se cesará al director médico, que "entendía algo" de lo que allí "estaba pasando" y el jefe de admisión será suspendido como tal. Además, se abrirán expedientes a los administrativos que pudieran estar implicados en estos hechos.

   Según ha explicado Rodríguez, "se estaban haciendo cosas mal con dos clínicas", Maestranza y Los Madroños, "pero de forma diferente". El primer centro estaba contratado desde marzo de 2013 y hasta septiembre del mismo año funcionaba "regularmente", es decir, cuando un paciente solicitaba una prueba era el Hospital el que le llamaba para concertar la cita con la clínica. "No sabemos por qué circunstancias decidieron cambiarlo y que fuera la propia clínica la que llamara a los pacientes. Eso es una irregularidad administrativa que no se puede aceptar", ha manifestado el consejero.

   Sin embargo, la clínica Los Madroños empieza a funcionar de esta forma desde el primer momento, febrero de 2014, según ha indicado el responsable del Gobierno regional, que ha señalado que esta posibilidad no está contemplada ni en los convenios con las clínicas ni el Acuerdo Marco.

   Se dan las circunstancias de que el Hospital instaló en la clínica Los Madroños un programa informático por el que el centro privado tenía acceso a los datos de los pacientes, mientras que la clínica Maestranza recibía en mano la información en un primer momento, y luego por correo electrónico encriptado, según han indicado a Europa Press fuentes de la Consejería.

   Tras calificar los hechos de "tremendamente graves", ha dicho que los está estudiando el gabinete jurídico y que "es muy probable que todo esto se ponga en conocimiento de la Fiscalía, por si existiera algún delito". Fuentes de la Consejería han confirmado a continuación que se va a remitir el informe a la Fiscalía, que podría enviárselo a su vez a la Agencia de Protección de Datos.

   En lo que respecta a las clínicas, Rodríguez ha dicho que se les va a abrir un expediente y que, de momento, "la decisión que se ha tomado es que no se les envíe ni un solo paciente", al tiempo que "se les ha cortado la información de forma radical".

   "Una vez que se abra el expediente habrá que dejarles que se defiendan. Lo que está claro es que para cometer esta irregularidad tenía que haber el consentimiento de dos. Yo creo que existirá sanción para los dos. No puedo decir cuál será porque no soy juez", ha señalado.

   "Solo podemos juzgar la parte administrativa pero si existiera alguna responsabilidad penal, el juez la determinará", ha constatado el Consejero, quien ha agregado que no sabe si existen denuncias individuales pero que de ser así se les reclamará el informe y lo remitirán.

   Rodríguez ha reconocido que le hubiera gustado que la inspección hubiera ido "más rápido", pero ha explicado que el mes de agosto es un mes "atípico" y "personas que tenían que compadecer" no estaban. "Por lo tanto, la inspección ha terminado ayer y creemos que tienen responsabilidad algunos administrativos del Hospital y también las clínicas".

Para leer más