13 de octubre de 2019
  • Sábado, 12 de Octubre
  • 24 de febrero de 2008

    La segunda jornada de huelga de autobuses comienza mañana con la mitad de los servicios en hora punta

    MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Cerca de 1.700.000 usuarios de la Empresa Municipal de Transportes volverán a verse afectados mañana por los paros iniciados el pasado viernes 22 por los trabajadores, que volverán a reducir a un 50 por ciento el servicio durante la hora punta (de 6.30 a 9.00 horas y de 17.00 a 19.30 horas) y el 40 por ciento en hora valle, en las líneas que coincidan con la red de Metro.

    En el caso de que las líneas de autobuses que cubren zonas donde no hay suburbano, los servicios mínimos están fijados en un 60 por ciento en hora punta y en un 40 por ciento en hora valle. Además, los búhos que circulen serán también, al menos, el 50 por ciento en las rutas de 00.00 a 2.30 horas y del 40 por ciento hasta finalizar el turno.

    Para evitar los colapsos, de nuevo Transportes aumentará la oferta de la red de Metro, que pondrá en las horas punta 16 trenes más (pasarán de tener 323 a 339), lo que supone un incremento del 5 por ciento y añadirán 20 convoyes en las horas valle (pasarán de circular 234 a 254), lo que significa un incremento del 10 por ciento. En el caso del Metro Ligero, el incremento de la oferta será un 40 por ciento en horas punta y del 25 por ciento en horas valle.

    Igualmente se reforzarán las líneas interurbanas de autobuses, especialmente las que tienen origen en Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Aravaca, Alcorcón, Móstoles, Leganés y San Martín de la Vega. Además, Cercanías-RENFE se ha comprometido a reforzar las líneas C1, C2, C3 y C5 tanto en hora punta como en hora valle.

    Durante el pasado viernes, se produjeron varios incidentes, el más vistoso, el de un autobús que fue apedreado en el Barrio del Pilar con cuarenta pasajeros dentro, que no sufrieron ningún daño.

    El resto de incidencias correspondieron a rotura de lunas y pintadas de los retrovisores que obligaron a los autobuses a volver a las cocheras, en La Elipa, Fuencarral A y Entrevías.

    Además, se continúan investigando si otras dos incidencias fueron fortuitas o tienen alguna relación con los paros convocados. Por un lado, un autobús arrancó uno de los surtidores del repostado de la cochera de Entrevías, justo en el momento en el que los vehículos tenían que llenar el depósito, y por otro, se produjo una avería del semáforo que regula la salida de la cochera de Fuencarral A, que dejó de funcionar a primera hora de la mañana produciendo retrasos en las salidas de los servicios mínimos.

    Desde CC.OO, aseguraron que "estos incidentes" nada tienen que ver con la huelga y que, en cuanto a roturas de lunas, "la jornada estuvo más tranquila que cualquier día normal".

    SIN ACUERDOS

    Después de seis reuniones entre la empresa y los sindicatos, empresa y sindicatos siguen sin llegar a ningún acuerdo en torno al convenio colectivo que están negociando. Por un lado, la EMT ofrece una subida salarial de cara a los próximos cuatro años correspondiente al 7,36 por ciento a cambio de obtener mejoras en la productividad y disminuir el absentismo, que según la empresa asciende al 10 por ciento.

    Por su parte, los trabajadores reclaman un complemento salarial para recuperar el poder adquisitivo, ya que tras la firma del anterior convenio sólo se aprobó para los mandos. En concreto, reclaman un pago de 180 euros, 2 puntos por encima del IPC previsto.

    En total, están llamados a la huelga por los sindicatos CCOO, UGT, Sicam, CSI y Plataforma Sindical los más de 7.000 empleados de la EMT, entre conductores, trabajadores de talleres, administración y resto del personal.

    Los paros, que afectan a los 5.500 conductores de la EMT y a los 2.000 trabajadores de talleres, administración y resto del personal, buscan protestar contra la falta de acuerdo en torno al convenio y la pretensión de la empresa de lo que consideran recorta sus derechos.