14 de agosto de 2020
25 de mayo de 2010

Seis bebés fueron entregados a la Comunidad de Madrid por sus madres en el último año y medio

Una nueva campaña contra el abandono incluye folletos en rumano y árabe

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El servicio de emergencias contra el abandono de recién nacidos de la Comunidad de Madrid atendió a seis bebés y recibió un total de 43 llamadas telefónicas por parte de madres interesadas en entregar a sus hijos desde su puesta en marcha en noviembre de 2008, según informó hoy la viceconsejera de Familia y Asuntos Sociales, Regina Plañiol.

El protocolo, emprendido por el Ejecutivo regional en colaboración con jueces y fiscales, ofrece asesoramiento telefónico y presencial para madres que se estén planteando el abandono de los recién nacidos, y asegura la confidencialidad y privacidad de las conversaciones telefónicas y los datos de la madre y del recién nacido.

Esta campaña está dirigida a ayudar a las madres "que se enfrentan a dificultades importantes en su vida" a través de los teléfonos 012 y 112, que sirven de plataforma de prevención, informando a las madres de las opciones que hay a su situación, salidas que en muchos casos "desconocen".

La Comunidad ha registrado un total de 43 llamadas a estos teléfonos para solicitar ayuda de este servicio, siendo seis los casos de abandono en los que la Comunidad ha terminado haciéndose cargo del bebé, de los cuales cuatro se encuentran en familias adoptivas y dos en acogimiento familiar.

Desde que se puso en marcha la campaña se ha registrado sólo un abandono en la calle, que la viceconsejera achacó a que "la madre seguramente no conocía este servicio".

Según señaló Plañiol, "la mayoría de las madres que recurren a este programa se encuentran en situaciones de exclusión social y son generalmente de origen inmigrante, aunque también hay casos de madres españolas", por lo que a partir de hoy una entra en actividad una nueva campaña de refuerzo, consistente en la traducción de los folletos de información a los idiomas rumano y árabe, para así "llegar a más población" y evitar estas situaciones.

Esta campaña incluirá "2.000 carteles que se distribuirán en los Centros de Participación e Integración de la Comunidad, locutorios y tiendas de productos especializados para población inmigrante, así como en la red de metro".

"Las madres reciben toda la información de los servicios sociales, todos los programas de ayuda, y por supuesto se preserva la identidad de la madre, para dar toda la ayuda que está en nuestra mano tanto a ella como al bebé", según señaló la viceconsejera.

Plañiol recalcó que las madres deben saber que "abandonar es un delito, por lo que por su seguridad deben evitar tomar esa decisión", y por ello la Comunidad facilitará la información y les comunicará que "pueden quedarse con el niño, y como última solución, entregarlo en adopción, pero, ante todo, no abandonarlo nunca".

Destacó que la identidad de la madre "está protegida" ya que se encriptan las llamadas "gracias a un acuerdo que se firmó entre los Fiscales, el juez decano de Madrid, el defensor del menor de la Comunidad y la consejería de familia y asuntos sociales". Además recalcó que "los datos quedan a disposición del niño cuando tenga 18 años para que sepa cuáles son sus raíces".

Además, informó de que estos casos no suponen un peligro legal para la madre, ya que "no hay responsabilidad penal por acudir a este servicio, ni responsabilidad en caso de encontrarse en situación irregular en España".