14 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 13 de Noviembre
  • 14 de marzo de 2008

    Los servicios de limpieza de Madrid han baldeado desde enero una superficie equivalente a 110 estadios Santiago Bernabéu

    Botella dice que los 'graffiti' afean la ciudad y recordó que no son necesarios más medios de limpieza sino "no cometer actos vandálicos"

    MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Madrid han baldeado y barrido una superficie equivalente a 110 campos de fútbol como el Santiago Bernabéu y han eliminado 62.797 metros cuadrados de pintadas en fachadas desde enero. Así lo anunció hoy la teniente alcalde y delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, durante la presentación del balance del Plan de Limpieza General de la ciudad

    Tal y como contempla este Plan, 92 operarios con 60 máquinas han procedido al aseo de 10.300 papeleras y al recambio de las deterioradas y han recogido mas de 167.000 kilos de muebles y enseres, más de 47.000 kilos de residuos del entorno de contenedores y 5.433 kilos de excrementos caninos.

    Botella explicó que esta iniciativa, que comenzó en Malasaña, ha actuado ya en los 21 distritos de Madrid y actualmente se encuentra limpiando la zona de Hortaleza. "Hasta el momento se han realizado 75 actuaciones que han abarcado 883 calles, y entre todos los barrios se acometerán 432 actuaciones, cada una de una semana de duración", señaló.

    En Hortaleza, el Ayuntamiento ha realizado cinco actuaciones en San Lorenzo, el barrio Santa María y la UVA de Hortaleza, Roquetas de Mar, Virgen del Mar, además de Pinar del Rey y en Gomeznarro, cuya limpieza termina en el día de hoy.

    Hasta el momento, se han limpiado 130.660 metros cuadrados de calle, recogido hasta 10.670 kilos de muebles viejos y limpiado y repuesto papeleras, cubos de basura y contendores de vidrio, papel y plástico de 51 calles de este distrito.

    LOS 'GRAFFITI' "NO SON ARTE"

    La responsable de Medio Ambiente del Ayuntamiento volvió a arremeter contra los 'graffiti' calificándolos de "actos vandálicos". "Los graffiti no son arte, son actos vandálicos y la libertad del que los hace acaba donde empieza la de la persona que se encuentra con la fachada de su casa pintada", señaló.

    En ese sentido, subrayó que los 'graffiti' "no sólo afean la ciudad sino que generan además un coste absurdo que pagan los madrileños con sus impuestos". En concreto, Botella señaló que para limpiar 'graffiti' en Madrid se han dirigido 6 millones de euros, "mil millones de las antiguas pesetas, con los que se podrían haber hecho 6 escuelas infantiles, por ejemplo".

    Durante dos meses se han limpiado 62.797 metros cuadrados de 'graffiti' en toda la ciudad --lo equivalente a limpiar la superficie de la Torre Picasso dos veces-- y 1.604 metros cuadrados en Hortaleza. Sin embargo en todos los distritos se han vuelto a reproducir las pintadas en un 22 por ciento de los casos.

    Botella explicó que para que esto no vuelva a ocurrir se han iniciado 5 expedientes sancionadores desde el mes de agosto y la nueva ordenanza de limpieza que el Ayuntamiento elabora "contemplará un aumento de las sanciones para quienes realicen pintadas y graffiti".

    En la actualidad estas infracciones se multan con un máximo de 150 euros y la nueva ordenanza fijará una sanción entre 300 y 3.000 euros y hasta 6.000 en caso de reincidir, sanciones que figuran en la Ley de Medidas Urgentes de la Comunidad de Madrid.

    Botella aseguró que desde el Ayuntamiento aspiran a convertir a la ciudad de Madrid en una de las más limpias del mundo y que para ello, es necesario la colaboración de todos.

    "Desde el Ayuntamiento queremos que los madrileños se comprometan con la limpieza en su propio barrio. De ellos también depende que se mantengan limpias las calles y su barrio preserve una buena imagen", apuntó Botella, haciendo hincapié en que si los ciudadanos no perciben que la limpieza es "una responsabilidad compartida por todos, de poco sirve que se pongan en marcha planes como éste. Se necesita su compromiso para que el plan cumpla objetivos", remató.

    Respecto a la colaboración ciudadana, Botella insistió que "sería muy bueno" que la gente, los vecinos, hiciesen "un reproche contra los que ensucian Madrid". "No es que se necesiten más medios (de limpieza), lo que hay que hacer es no cometer actos vandálicos", apuntó, recordando que los últimos "destrozos" en la Plaza 2 de Mayo "han costado a los madrileños 7 millones de las antiguas pesetas".

    AIRE AFRICANO A LA VISTA

    Respecto al consejo del Ayuntamiento de no hacer deporte por la entrada de una masa de aire africano, la delegada de Medio Ambiente explicó que hay que determinar si estas partículas en suspensión son de origen natural o no.

    "Si son de origen natural no son peligrosas. El problema es cuando no lo son", señaló, asegurando que de todas formas, el Ayuntamiento cumple todos los parámetros exigidos por la directiva de la Unión Europea y de la última Ley de Calidad del Aire, promulgada hace un año.

    Botella también mencionó el proyecto 'Eje Prado-Recoletos' y aseguró que se encargará personalmente de que se cumplan todas las condiciones medioambientales y sean "respetadas".

    En este sentido, subrayó que el proyecto está en la línea de muchos proyectos de otras ciudades del mundo en las que se van recuperando zonas para los peatones. "Esto se hace en todas las ciudades del mundo, no hay ni una sola ciudad europea que no tenga zonas importantes recuperadas para el peatón", señaló.

    Según Botella, el Ayuntamiento de Madrid puede poner ahora en marcha este proyecto por las obras de que se han hecho en los últimos años (en las que se incluyen las del Metro) y por el incremento del transporte público. De hecho, hizo referencia a las palabras de Gallardón, que hace dos días aseguró que el tráfico en la ciudad de Madrid había disminuido y concluyó diciendo que el Eje Prado-Recoletos es un proyecto "emblemático" para el Ayuntamiento de Madrid y que espera que cuente con todos los permisos.

    RESTRICCIÓN DE COCHES EN EL ANILLO DE LA M-30

    Botella también señaló que en un futuro próximo se va a determinar una zona de bajas emisiones (ZEB), justo en el anillo de la M-30, donde se va a exigir a los coches que entren que cumplan las exigencias de la Unión Europea en cuanto a la emisión de gases contaminantes.

    La delegada de Medio Ambiente recordó que el Ayuntamiento tiene que cumplir la mejora de sus índices de calidad ambiental en 2010 y que para ese año "estarán cumpliendo lo que dice la UE y lo que muestra la propia legislación (española)".