18 de octubre de 2019
12 de enero de 2014

Huelga indefinida del personal de limpieza del Hospital Ramón y Cajal

Huelga indefinida del personal de limpieza del Hospital Ramón y Cajal
COMUNIDAD DE MADRID

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Los sindicatos UGT, CCOO y CGT han convocado una huelga indefinida a partir de este lunes para los trabajadores de limpieza del Hospital Ramón y Cajal en protesta por los planes de reestructuración de plantilla que planea la empresa adjudicataria, Clece, y que suponen según sus cálculos la salida de 63 empleados.

   Así lo han indicado el responsable de limpieza de la Federación de Servicios Privados de CCOO Madrid, Julio Gómez, y la portavoz de limpieza de FeS-UGT Madrid, María Jesús Vivar, quienes han subrayado que los paros son de carácter indefinido y comenzarán a las 00.00 horas del lunes.

   Los servicios mínimos fijados para los paros son del 64,42 por ciento durante el turno de mañana (78 empleados), del 77,63 por ciento por la tarde (59 personas) y del 88,89 por ciento en el caso de la noche (8 personas).

   Gómez y Vivar han manifestado que las secciones sindicales de UGT, CCOO y CGT (que integran el Comité de Empresa) han acordado la convocatoria de esta huelga y que, de momento, no se ha llegado a un acuerdo para fijar los servicios mínimos, si bien aún hay abiertas negociaciones para tratar de consensuarlos.

   Los representantes sindicales han explicado que el motivo de la huelga es la protesta por los planes de reestructuración de plantilla que piensa acometer Clece y que, según los cálculos del Comité, supondría tener 63 o 64 trabajadores menos para realizar el servicio.

   El motivo, según remarcan, es que la empresa sostiene que el presupuesto de la adjudicación del servicio obliga a realizar ese ajuste de plantilla y ha agregado que hasta el momento se han desvinculado cerca de 30 empleados.

   En este sentido, han recordado que la plantilla que fue subrogada por Clece en octubre comprendía unos 380 trabajadores en el caso del hospital Ramón y Cajal y que ahora, según las estimaciones de los sindicatos, rondaría por debajo de los 350 empleados.

   Al respecto, el representante de CCOO remarca que los planes de ajuste suponen una reestructuración "muy grande" que puede mermar la calidad del servicio y poner en riesgo el cumplimiento de las mínimas condiciones de higiene y salubridad exigidas para un hospital de las dimensiones del Ramón y Cajal.

   Gómez también ha indicado que la reestructuración también va a afectar a las condiciones laborales recogidas en convenio colectivos, con especial mención al caso de la organización de las vacaciones de la plantilla. Por ello, espera que la huelga sirva para lograr una solución y que la empresa se reconsidere su postura.

   Por su parte, la representante de UGT denuncia que estas medidas "reducen la calidad del servicio" y "ponen en riesgo" la salud de los ciudadanos pues la higiene de dependencias como quirófanos puede verse "seriamente reducida".

   Según ha detallado el representante de CC.OO, la Comunidad de Madrid adjudicó el 18 de julio a esta empresa el servicio de limpieza de limpieza de ocho hospitales, entre los que se encuentra el Ramón y Cajal (que salió a concurso dentro del lote 2).