8 de abril de 2020
16 de noviembre de 2018

Los sindicatos policiales CSIT y CPPM irán a los juzgados por "la mala fe" negociadora del Ayuntamiento

Los sindicatos policiales CSIT y CPPM irán a los juzgados por "la mala fe" negociadora del Ayuntamiento
POLICÍA MUNICIPAL DE MADRID

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos policiales CSIT Unión Profesional y CPPM han anunciado este viernes que denunciarán al Ayuntamiento de Madrid ante los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo por "mala fe" negociadora una vez que entre en vigor el acuerdo sobre el convenio colectivo firmado hoy con el resto de los sindicatos de la Mesa Negociadora del nuevo convenio colectivo.

Esta mañana, el Ayuntamiento de Madrid y tres sindicatos policiales (CC.OO., UGT y UPM) han alcanzado un acuerdo laboral que supone un incremento salarial de 140 euros al mes para agentes y oficiales y una importante reducción de la jornada laboral, de diez días para el turno de mañana, 17 para el de tarde y el mantenimiento de la reducción a 65 horas para el turno de noche.

Del acuerdo se han descolgado CSIT Unión Profesional y CPPM al criticar que se les haya presentado el mismo texto "una y otra vez", con tan solo una variación en la fecha. Hace unas semanas, CPPM ya adelantó que pondría el asunto en manos de sus abogados.

Desde CSIT Unión Profesional han adelantado a Europa Press que irán a los tribunales para que se solucione el asunto. Los sindicatos actuarán legalmente cuando el acuerdo firmado hoy entre en vigor una vez que sea publicado en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid (BOAM).

"Vamos a denunciar al Ayuntamiento por mala fe porque tendría que haber habido buena fe por ambas partes. Desde un principio nos han presentado el mismo texto, sin tomar en cuenta ninguna de nuestras peticiones", se han quejado.

Según este sindicato, cuando se han presentado hoy a la Mesa les han comentado que se había retrasado una hora la fecha inicial de la reunión. Tras ello, han ido al despacho del gerente y su sorpresa ha sido que estaba el equipo del delegado de Seguridad, Javier Barbero, y tres de los sindicatos firmando un acuerdo.

"No nos han dejado ver a la alcaldesa. Solo si firmábamos el acuerdo. Chantajes no queremos. Esto ya solo lo puede solucionar un juzgado", han aseverado.

Un portavoz de CPPM ha explicado a Europa Press que esta mañana tuvieron conocimiento de que a sus espaldas se había convocado a los tres sindicatos firmantes para ratificar el acuerdo. "Nosotros no hemos firmado porque es el mismo texto que nos presentaron el pasado junio", ha dicho.

Así, ha adelantado que el Ayuntamiento habría incurrido en "mala fe" negociadora desde el principio por varios motivos como no entregar las actas a tiempo o aplazas las reuniones a su antojo. "No ha habido verdadera voluntad", ha apostillado.

AVANCES EN EL ACUERDO

En cuanto al contenido del acuerdo firmado, uno de los avances con respecto al convenio vigente de 2013 es la subida del complemento específico en 520 euros anuales tras la valoración del puesto de trabajo y la reclasificación de la plantilla según la nueva ley de Coordinación de Policías Locales de la Comunidad, donde se enmarca la subida mensual de 140 euros.

Este incremento retributivo "no se deduce de la ley que haya que hacerlo pero este Ayuntamiento decide que lo que quiere es compensar agravios anteriores con un esfuerzo económico importante para todos los policías", ha explicado el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, que ha hablado de "éxito".

También se incluyen como novedad tres modelos de jornada con distintos beneficios que "permitirán cubrir de manera más efectiva las necesidades de la ciudad". El acuerdo pasará por una próxima Junta de Gobierno para hacerse efectivo en el año 2019. Los tres sindicatos firmantes no ponen sobre la mesa la celebración de referéndum alguno ya que ya lo consultaron y sometieron a votación de sus bases.

El convenio incluye la puesta en marcha de una mesa técnica, junto a los sindicatos, para "la negociación de cuestiones nunca hechas en dirección por objetivos en relación con conciliación y descanso", ha indicado Barbero. Ahí es donde entran las jornadas ampliadas, todas de carácter voluntario, con tres modelos a aplicar en los eventos donde se reclame la presencia policial.

Una de las principales reivindicaciones de los sindicatos ha tenido que ver con la planificación de los descansos ante el aumento significativo de servicios. Contempla la garantía de no suspensión de descansos, salvo la excepcionalidad por un evento que requiera una alta necesidad de servicio policial y la posibilidad de compensar sus consecuencias con descanso en los mismos términos de su suspensión, además de un día adicional por cada uno de los suspendidos entre lunes y sábado.