17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 6 de junio de 2018

    Los sindicatos policiales rompen con el Ayuntamiento la negociación del convenio al sentirse "discriminados"

    Los sindicatos policiales rompen con el Ayuntamiento la negociación del convenio al sentirse "discriminados"
    POLICÍA MUNICIPAL DE MADRID - ARCHIVO

    MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Los cinco sindicatos de la Policía Municipal de Madrid, (CPPM, UPM, CSIT-UP, UGT y CCOO) han entrado en conflicto colectivo con el Ayuntamiento de Madrid al romper de forma unilateral la negociación del convenio, ya que desde el colectivo se sienten "víctimas" de "una tomadura de pelo" y de "un trato discriminatorio".

    Así lo han expuesto en un comunicado después de que ayer se sentaran en la Mesa Sectorial con el delegado de Seguridad, Javier Barbero, quien les comunicó que no iban a modificar su propuesta de convenio colectivo ya que han hecho ya "muchas concesiones".

    Hace unos días, el colectivo ya manifestó su malestar con la última propuesta del Ayuntamiento, criticando "la falta de negociación" y el intento de saltarse a las organizaciones sindicales. Desde el Consistorio capitalino mantenían su confianza a llegar a un acuerdo tras unas negociaciones que llevan más de tres meses en curso.

    En la reunión de ayer, Barbero manifestó a los representantes sindicales que sus palabras sobre el principio de acuerdo se interpretaron mal por los sindicatos y que su propuesta es "buena", por lo que no iban a realizar modificaciones sobre ella.

    Ante esta postura, los sindicatos han querido manifestar que han sido víctimas de "una tomadura de pelo" y de "un trato restrictivo y discriminatorio que, desde el principio, ha impedido "verdaderos avances".

    "Las concesiones realizadas se han hecho sobre su propuesta, sin haber tenido nunca verdadera voluntad de solucionar los problemas del día a día de los policías. Los sindicatos hemos hecho un decidido esfuerzo de unidad con propuestas de consenso, estando hasta el final por responsabilidad y porque veíamos posibilidades reales de llegar a un acuerdo si la Corporación hubiera estado a la altura. Hemos llegado ya a un punto de no retorno y es la hora de adoptar medidas de calado en base a un conflicto colectivo", han señalado.

    "INTOLERABLE AGRESIÓN A LOS DERECHOS LABORALES"

    En este sentido, en otro comunicado conjunto lanzado hoy los sindicatos consideran que se trata de una "intolerable agresión a los derechos laborales" de los policías y auxiliares de policía, que pretende "continuar con la situación de mantener la imposición de prolongación de jornadas exremas y suspensión de descanso semanales".

    Según explican, la solución del actual Ayuntamiento para prestar el servicio de seguridad al ciudadano madrileño "está pasando por una falta de organización y planificación, caracterizada también por la incapacidad e improvisación más absoluta".

    "Es necesario alcanzar en un acuerdo unas condiciones laborales mínimas que permitan al a Policía Municipal dar un buen servicio al ciudadano. Por el contrario, la Administración rompe el compromiso verbal alcanzado el 1 de junio, lo que nos lleva a pensar que pretenden mantener el actual abuso laboral", continúan.

    UN AUTOBÚS REIVINDICATIVO Y PEGATINAS EN VARIOS IDIOMAS

    Tras ello, la unidad sindical ha acordado una serie de medidas como una concentración el próximo 18 de junio ante las puertas de la Jefatura del Cuerpo y una reunión con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, el próximo 20 de junio. Tampoco descarta actuaciones jurídicas al respecto, sobre todo en lo relativo al ámbito laboral y a la vulneración de derechos.

    Los sindictos policiales también han acordado otras "medidas de presión" que esperan que entiendan los ciudadanos, como una campaña de difución a través de los medios para dar a conocer la situación del colectivo y la "falta de voluntad negociadora" de la Administración, una actuación para el servicio del Orgullo Gay 2018, una solicitud de asamblea informativa para los componentes del Cuerpo y el lanzamiento de un autobús reivindicativo que cirulará por el centro de Madrid.

    De momento, la primera acción que han llevado esta mañana adelante algunos agentes a título individual ha sido la colocación en farolas de la capital de pegatinas y carteles en varios idiomas en las que se lee 'La Policía Municipal no puede garantizar su seguridad'.