3 de junio de 2020
30 de marzo de 2020

Sindicatos protestan por la "falta de protección" en el hospital de campaña de Ifema

Decenas de médicos de atención primaria se quedan a las puertas del hospital "sin hacer nada", sostienen

Sindicatos protestan por la "falta de protección" en el hospital de campaña de Ifema
Profesionales sanitarios en el hospital provisional de Ifema en la jornada del domingo, donde se registraron críticas por falta de material y organización. - CEDIDA.

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

Varios sindicatos han denunciado que los equipos de protección con los que hasta ahora contaban los profesionales sanitarios destinados al hospital provisional de Ifema están siendo sustituidos por medios insuficientes, como mascarillas quirúrgicas y batas verdes de quirófano.

Según ha detallado a Europa Press una portavoz de la organización, Alicia Martín, hasta este domingo los profesionales desplazados a Ifema estaban "súper bien dotados" en cuanto a equipos de protección, pero después "los monos ya no eran tal, sino bolsas de basura".

Asimismo, ha indicado que las mascarillas FFP2 y FFP3 se han sustituido por mascarillas quirúrgicas y solo "después de mucho protestar" han aparecido las mascarillas especiales para evitar el contagio.

El propio coordinador general del hospital, Fernando Prados, ha reconocido en Twitter que en el turno de tarde de este domingo tuvo lugar "un problema organizativo que ha provocado algunas protestas de profesionales", y ha pedido disculpas.

Desde la Consejería de Sanidad se han remitido a ese mensaje y han asegurado que "hay material y se está entregando el material reglamentario fijado por el Ministerio".

"Hay profesionales que deciden, además, cubrirse con batas, gorros y calzas de bolsas de plástico", han agregado fuentes del departamento encabezado por Enrique Ruiz Escudero, que han destacado que "cientos de profesionales están trabajando de forma "modélica e infatigable" para atender a cientos de pacientes de Covid-19 en este Hospital temporal de la Comunidad de Madrid".

Sin embargo, Martín ha dicho que la situación que se produjo el domingo con el material de protección se ha repetido este lunes, cuando han entrado con el "mínimo material", con el que "obviamente no están protegidos".

Asimismo, ha denunciado que este lunes se ha desactivado el arco de entrada y salida donde se ayudaba a los profesionales a vestirse y a desvestirse.

Además, en este arco, atendido por el SAMUR, se desinfectaban los zuecos y los trajes de los profesionales, un servicio del que, según fuentes del servicio municipal de emergencias, ha decidido prescindir la dirección del hospital de Ifema al no existir en ningún otro hospital y no figurar en ningún protocolo del Ministerio de Sanidad.

"Necesitamos que ese hospital funcione a pleno rendimiento pero no podemos exponer a nuestros profesionales a que entren sin protección", ha manifestado la portavoz de Amyts en un vídeo difundido en redes sociales, donde también ha afirmado que "se hacina a los profesionales en la puerta" sin respetar la distancia de protección.

40 MÉDICOS DE PRIMARIA A LAS PUERTAS DE IFEMA

Por otro lado, la portavoz de Amyts ha asegurado a Europa Press que todos los días hay médicos de Atención Primaria que son convocados a Ifema y se quedan a las puertas del hospital de campaña "sin hacer nada" porque finalmente no tienen que entrar. Así, ha insistido en pedir la "máxima protección para los profesionales" y "organización".

Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha puesto de manifiesto en un comunicado que está recibiendo desde este fin de semana "numerosas quejas de trabajadores destinados a este hospital de campaña que ha sido levantado en tiempo récord pero sin los medios necesarios para que los sanitarios desarrollen su labor asistencial con todas las garantías".

Según CSIF, "los profesionales provenientes de manera forzosa de los centros cerrados de atención primaria se han encontrado sin unos vestuarios amplios, que además carecen de duchas para los trabajadores que acaban empapados en sudor tras quitarse el EPI", y "tampoco hay separación de zonas limpias de sucias o taquillas para poderse cambiar sin que estén hacinados".

"Si tienes que recoger el pijama, debes esperar colas kilométricas donde no hay marcadas la distancia mínima de separación, cuando las recomendaciones de los expertos dicen que te tienes que cambiar dos veces el pijama por turno", ha detallado una enfermera, cuyo testimonio ha sido recogido por CSIF.

La organización sindical ha relatado también que "al no existir una zona definida donde poder echar el pijama sucio, la recomendación que les dan es que los tiren al suelo", y que "tienen que llevarse calzado de trabajo propio y tampoco les dan calzas, ya que, según los responsables de prevención de riesgos laborales, no son necesarias".

"Ayer domingo no había EPIS suficientes para todos y les decían que debían ponerse delantales de plástico", ha asegurado CSIF, para agregar que, por otra parte, "algo tan sencillo como la toma de constantes, se convierte en una odisea en Ifema, mientras que el material médico esencial escasea".

En la misma línea, UGT ha afirmado en un comunicado que "una semana ha sido tiempo más que suficiente para que lo que fuera presentado como una de las medidas estrella y proyecto ambicioso en la lucha de nuestra comunidad frente al Covid-19, se haya convertido en aliado de propagación del virus por el caos organizativo del propio Ifema en sí y por los daños colaterales de su puesta en marcha".

Según ha asegurado este sindicato, ha constatado que los profesionales que han sido desplazados a Ifema "se encuentran ante un panorama desolador de falta de medios de protección, ausencia de responsables y absoluta descoordinación, y carentes de criterio lógico y protocolos de actuación".

"Extraño resulta que la pandemia progrese de manera exponencial y los protocolos que los responsables de las autoridades sanitarias pretenden aplicar a los profesionales sufran cambios que reducen el nivel de seguridad y protección a niveles mínimos, e incluso se obliga a los trabajadores al ejercicio de su profesión sin ningún tipo de medida de protección", ha señalado.

Asimismo, ha resaltado que "peor y lamentable resulta que no haya equipos suficientes, ni de una mínima seguridad, que aun en ausencia de un protocolo responsable puedan salvaguardar la salud de los trabajadores y trabajadoras y la propagación de la epidemia".

UGT ha criticado también que la puesta en marcha de este hospital temporal haya supuesto "el desmantelamiento de la modalidad asistencial de Atención Primaria", que es "fundamental" porque "la contención que se hace desde esta modalidad asistencial es enorme".

"Su anulación y merma de recursos por reorganización tiene una consecuencia inmediata: el colapso de los hospitales y el contagio de más profesionales y de ciudadanos. No se puede suprimir la asistencia sanitaria en primaria ni presencial, ni domiciliaria, ni urgente de los pacientes infectados por Covid-19, ni del resto de pacientes que padecen otro tipo de dolencias", ha aseverado.

Ayer, CCOO alertó del "caos" en Ifema por la desprotección de los profesionales y por el incumplimiento de los protocolos de seguridad, dado que los profesionales transmitieron "las pésimas condiciones de seguridad a las que se enfrentan" en un recinto en el que "se incumplen los protocolos de protección individual en vigor para profesionales".

INGRESOS EN EL HOSPITAL

El hospital provisional de Ifema ya cuenta con 1.242 pacientes con coronavirus ingresados desde su apertura y se han efectuado ya 469 altas, según ha señalado en redes sociales el director de la instalación, Antonio Zapatero.

La Comunidad ha anunciado que abrirá este lunes por la tarde el pabellón 7, donde se irán trasladando a los pacientes que hasta ahora han estado ingresados de manera provisional en el pabellón 5. El pabellón 7 se suma así al pabellón 9, donde ya se están atendiendo a pacientes desde hace varios días. En ambos espacios, y por módulos, están ubicadas 1.300 camas convencionales, que además incluirán próximamente 96 puestos UCI.

Para leer más