19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 21 de enero de 2014

    Sindicatos tachan de "éxito rotundo" y sin incidencias el seguimiento de la huelga de recogida de residuos

    MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El municipio de Alcorcón se enfrenta a la huelga de basuras, convocada por los sindicatos CFT, CSIF y CC.OO de la empresa pública ESMASA, que ha iniciado este martes con un seguimiento de casi el cien por cien de la plantilla del área de residuos.

    "La huelga está siendo un éxito rotundo y ya se empieza a notar en las calles de Alcorcón. El seguimiento es de prácticamente del cien por cien de los 140 que componemos la parte de recogida de residuos", ha señalado el delegado de CGT, Jesús Santos.

    No obstante, y a pesar de que ha habido piquetes, no ha habido incidencias. "Hubo un numeroso número de piquetes a primera hora de la mañana en la puerta de ESMASA. Se ha encendido algún neumático, para hacerlo visible, pero no ha habido incidencias. Se trata únicamente de piquetes informativos", ha puntualizado.

    Los sindicatos han aseverado que la huelga seguirá de forma indefinida hasta que les aseguren que no se "privatizará el vidrio". "Seguiremos hasta que se echen para atrás o hasta que nosotros no podamos más, pero nosotros nos encontramos con fuerzas", ha señalado.

    50% DE SERVICIOS MÍNIMOS

    Por su parte, la Consejera Delegada de ESMASA, Yolanda Pérez Tenorio, ha calificado de fracaso a la huelga, en su primer día. "Está siendo un fracaso. Ha habido incidentes menores y ningún detenido. Además, muy pocas acciones de sabotaje, salvo las esperadas a la puerta de la salida de los servicios mínimos que hemos marcado en un 50% por decreto", ha indicado Pérez Tenorio.

    Añadiendo que hubo que imponerlos porque los sindicatos "no querían pactar unos servicios mínimos adecuados". "Se están cumpliendo absolutamente los servicio mínimos y se van a mantener durante el tiempo que dure la huelga", ha reiterado.

    De igual modo, la Consejera Delegada de ESMASA ha calificado a la huelga de política. "No va a haber ningún despido ni ninguna bajada de sueldo, por lo que va a afectar a ningún trabajador. Es una huelga absolutamente política", ha concluido.

    Para leer más