23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 28 de junio de 2008

    Sucesos.- Dos detenidos en Usera por robar material de construcción y herramientas de obra valoradas en 30.000 euros

    Aprovechaban nueve vehículos que terceros, de buena fe, les habían entregado para su venta

    MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Agentes de Policía Nacional han detenido a dos individuos acusados de adquirir material de construcción, robado en obras y casetas de la zona, para luego venderlo en puestos ambulantes y que transportaban en vehículo que terceras personas les habían entregado de buena fe para su venta, informó hoy la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

    Las investigaciones han sido protagonizadas por agentes del Grupo Segundo de Policía Judicial de la Comisaría de Usera-Villaverde. Hasta el grupo de Policía judicial habían llegado numerosas denuncias por robos con fuerza en casetas de construcción y en las propias obras, siempre en horarios nocturnos. Los delincuentes se llevaban útiles, materiales y maquinaria de todo tipo, no pesada.

    El estudio de estos sucesos no arrojó muchos datos a los investigadores, ya que en la zona, normalmente descampados de nuevos proyectos urbanísticos, no podían recoger muchos testimonios ni había cámaras de seguridad.

    Entonces, los agentes se centraron en torno a los posibles lugares de venta del material robado y conocieron que en la calle Islas Pleamar y colindantes se ofrecían útiles de construcción de segunda mano. Los policías comprobaron cómo dos individuos iban de un coche a otro, todos aparcados en la zona, y sacaban de sus maleteros los productos que vendían.

    Los agentes identificaron hasta nueve coches, todos de segunda mano que sus dueños querían vender y que habían confiado a uno de los ahora detenidos: Manuel B.C., de 43 años, quien realizaba de forma irregular estas actividades. Mientras tanto, Manuel los utilizaba para almacenar los materiales.

    Con estos datos, el lunes la Policía arrestó a Manuel y a su compinche: Hassan O.R., de 41 años. El primero tiene dos antecedentes por robo con fuerza y por estafa. Tras las detenciones, se abrió los vehículos usados por los sospechosos, donde se encontró material valorado en más de 30.000 euros.

    Muchos de los productos ya han sido identificados por sus legítimos dueños y provienen de 14 robos con fuerza. Otros efectos están aún pendientes de estudio. La Policía trata de localizar a los propietarios, tras el cotejo de denuncias similares. Además del referido material de construcción, se encontraron también efectos procedentes de robos en interior de vehículos.